Lejano Oriente: algunos ingredientes de su despensa

Lejano Oriente. Ingredientes

Con el pasar de los años, la gastronomía del Lejano Oriente y la asiática en general, ha cautivado paladares en todo el mundo. Cada vez gana más adeptos, quizás por lo exótico de sus preparaciones, sus sabores tan particulares y remarcados, y su textura.

Sus ingredientes no pasan inadvertidos. Algunos de ellos no son tan fáciles de conseguir, así como así. Sin embargo, en tiendas de alimentos asiáticos podrá encontrarlos sin problemas.

Uno de los alimentos que no pueden faltar en la despensa del Lejano Oriente es el jengibre. Es empleado en la cocina japonesa. Tiene un fuerte sabor agridulce y se vende en salmuera o en vinagres dulces, con varios matices que van del rojo al naranja pálido.

Jengibre
Jengibre

Está el tamarindo. Su sabor es esencial en muchos platos asiáticos. Se vende en forma líquida (marrón) o en bloques comprimidos de pulpa que se ponen en remojo, se amasan y se despepitan antes de su uso.

También el concentrado de mariscos, que se obtiene con mariscos que se han secado, salado y machacado hasta formar una pasta. Se vende en bloques o en frascos. Debe guardarse en un recipiente hermético.

curiosidades del sushi
Wasabi

Otro de los ingredientes es la pasta de wasabi, conocida como rábano picante japonés. Es una pasta extremadamente picante elaborada con la raíz verde y nudosa del wasabi, originario de Japón. También se vende en polvo.

En hojas

La albahaca asiática es muy utilizada en esa cocina. Se usan tres variedades aromáticas, todas con un sabor característico. La albahaca dulce fresca es indicada para cualquier uso.

Está el cha plu, que en ocasiones recibe el nombre de hojas de betel. Se vende en manojos en tiendas asiáticas. Se emplea en la cocina tailandesa tradicional para envolver aperitivos.

Menta vietnamita
Menta vietnamita

Tampoco pueden faltar las espinacas de agua, que son de cultivo extendido en toda Asia. No pertenecen a la familia de las espinacas, aunque estas pueden utilizarse en su lugar. Son de cocción breve.

Y la menta vietnamita, que es una hierba rastrera, también llamada hoja de laksa y menta camboyana. Tiene un sabor más parecido al cilantro que a la planta homónima.

En masas

También está la harina para tempura, que se vende en paquetes en tiendas de alimentación asiáticas. Se prepara con agua fría. Se puede sustituir por harina corriente, pero la masa no quedará tan clara.

Papel de arroz
Papel de arroz

Para won ton están las masitas cuadradas finas, elaboradas con harina de trigo y huevos. Para gow gee, los discos de masa son preparados con harina de trigo y agua. Y para rollitos de primavera están las masas redondas o cuadradas, que son hechas también con harina de trigo y agua.

El papel de arroz siempre está presente. Son discos comestibles muy finos tal cual como un papel, y elaborados con harina de arroz, agua y sal. Solo se venden secos. Se ponen en remojo antes de su uso para que queden flexibles.

Más ingredientes del Lejano Oriente

Daikon
Daikon

Los chalotes asiáticos o dorados son bulbos pequeños y suaves de la familia de la cebolla. De color pardo cobrizo y de tamaño similar a una nuez moscada. Se preparan como las cebollas.

La galanza es muy parecida al jengibre. Se vende fresca, pelada y cortada en láminas como el jengibre, o cortada y seca (se remoja en agua). Es de color rosado y con un sabor a pimienta característico.

Daikon es un rábano asiático grande y alargado con forma de zanahoria y de sabor más bien dulce presente en la despensa de Extremo Oriente. Su sabor y textura son similares al rábano corriente. Se vende fresco o en frascos de conserva.

Kampyo
Kampyo / Vía: papillesetpupilles.fr

Kampyo son finas láminas secas de calabaza, puestas en remojo hasta que quedan flexibles. Se utilizan como relleno para sushi o para atar envoltorios de comida.

La piel de tofu es muy utilizada. Se forma al calentar la leche de los brotes de la soya y luego se seca. Se ablanda con agua. Es vendida en grandes láminas que se cortan a medida para envolver la comida antes de freírla, cocerla o brasearla.

El anís estrellado es infaltable. Se trata de una vaina seca en forma de estrella que se produce en un árbol originario de China. Aporta un sabor anisado a las carnes y aves cocinas. Se vende entera o molida.

Otro ingrediente infaltable en los fogones del Lejano Oriente son las setas shiitake. Estas tienen un sabor ahumado y se venden frescas y secas. La variedad seca debe ponerse en remojo en agua hirviendo durante al menos 20 minutos para ablandarse antes de su uso.

También le puede interesar: Elementos básicos para preparar platos orientales al vapor