Cuatro cremas caseras para consentir a sus comensales

Crema de apio

Las sopas y cremas son platos básicos en la cocina. Dependiendo del país y pueblo, varían según las características propias del lugar, su forma de vivir y los productos que tiene a su alcance.

La base esencial de la mayoría de las sopas y cremas es el caldo, que se obtiene hirviendo en agua carnes, pollos o pescados, durante el tiempo suficiente para extraer las sustancias que le confieren el gusto.

Al final, terminan siendo preparaciones sencillas y económicas, llenas de sabores y apetecibles en cualquier época del año. En este caso, una buena crema servida caliente es un excelente inicio de comida cuando hace frío. Y en caso que no haga, le da un toque ideal que puede preceder a un menú sin muchas complicaciones.

A continuación cuatro fáciles opciones para que se luzca en su mesa. Todas rinden para hasta seis comensales.

De calabacines

Crema de calabacíines

Ingredientes

  • 1 kilo de calabacines
  • 6 porciones de queso cremoso
  • ¼ de litro de crema de leche
  • 50 g de mantequilla
  • Pimienta
  • Sal
  • Perejil
  • 1 litro de agua

Preparación

  • Cortar los calabacines sin sacarles la piel. En una olla rehogarlos en mantequilla sin que lleguen a dorarse. Agregar el litro de agua y dejar hervir media hora.
  • Sazonar con sal y pimienta y echar los quesitos.
  • Pasar por la batidora hasta obtener una crema. Si queda demasiado espesa puede aclararse con un poco de leche.
  • Añadir la crema de leche.
  • Esta crema se puede tomar fría o caliente. En caso de ser la última opción, una vez agregada la crema de leche, remover y llevar al fuego nuevamente.
  • Si desea fría, una vez echada la crema de leche, llevar a la nevera durante tres horas.
  • En ambos casos, al servir, agregar el perejil triturado por encima.

De champiñones

Crema de champiñones

Ingredientes

  • 300 g de champiñones
  • 1 litro de caldo
  • 60 g de crema de arroz (3 cucharadas soperas rasas)
  • 3 yemas de huevo
  • 40 g de mantequilla
  • El jugo de un limón
  • Un chorro de leche
  • 1 copita de Jerez
  • 1 taza de leche

Preparación

  • Limpiar los champiñones y ponerlos en una olla con un poco de agua, el Jerez, el jugo de limón y un toque de sal. Cocerlos durante 10 minutos y dejarlos enfriar en su caldo.
  • Reducirlos a puré con la batidora, reservando 1o champiñones.
  • Cocer el caldo junto con el resultante de hervir los champiñones, y cuando arranque a hervir, agregar la crema de arroz disuelta con la leche. Remover y agregar el puré de champiñones, cociendo a fuego lento durante 20 minutos.
  • Retirar del fuego e incorporar las yemas batidas con la mantequilla fundida.
  • Pasar por el pasapurés y agregar los champiñones que se han reservado, cortados en láminas muy finas.
  • Conservar caliente sin que hierva.

Dos cremas más para lucirse

De espárragos

Crema de espárragos

Ingredientes

  • 750 g de espárragos
  • 90 g de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de harina
  • Pimienta blanca
  • Sal
  • 1 ½ litro de caldo o agua
  • 2 yemas de huevo o ¼ de litro de crema de leche

Preparación

  • Limpiar los espárragos y cortarlos en trozos, separando las puntas, que se hervirán aparte y servirán de guarnición.
  • En una olla fundir la mantequilla, añadir la harina mezclando continuamente y verter al caldo o agua.
  • Agregar los trozos de espárragos, dejando cocer a fuego lento moderado durante 45 minutos. Sazonar con sal y pimienta.
  • Reducir a puré (con el pasapurés o batidora) y poner de nuevo al fuego, añadiendo las puntas de espárragos.
  • Retirar del fuego y adicionar 30 g de mantequilla, batida con 2 yemas de huevo o la crema de leche.

De alcachofas

Esta es otras de las cremas sencillas de preparar: de alcahofas.

Crema de alcachofas
Foto vía: cuerpomente

Ingredientes

  • 1 kilo y medio de alcachofas
  • 75 g de mantequilla
  • ¾ de litro de leche
  • 150 g de crema de leche
  • Nuez moscada
  • 75 g de harina
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil
  • 2 cucharones de caldo o agua

Preparación

  • Limpiar las alcachofas dejando solo los fondos. Cortarlos en rodajas y rehogarlos con la mantequilla en una olla. Añadir 2 cucharones de agua o caldo y dejar cocer a fuego lento, hasta que estén blandos.
  • Aparte, preparar una salsa bechamel con 75 g de mantequilla derretida y 75 g d harina. Mezclar continuamente y luego agregar la leche. Dejar hervir y seguir removiendo con una cuchara de madera. Cuando esté espeso, sazonar con sal, pimienta y nuez moscada.
  • Verter esta bechamel sobre las alcachofas, mezclar bien y dejar cocer otros 10 minutos.
  • Con la batidora, reducir a puré añadiendo el resto del caldo hasta conseguir la consistencia deseada.
  • Agregar la crema de leche y calentar, sin que llegue a hervir.
  • Espolvorear con perejil y servir.

También le puede interesar: Cuatro caldos básicos en el cocinado