Newsletter

Síguenos

Estos consejos son ideales para hornear con chocolate

Hornear con chocolate es todo un arte. El insumo, si bien encaja a la perfección con un montón de postres y recetas, puede ser muy delicado. El mínimo error puede arruinar una preparación con mucho potencial, por lo que algunos pasteleros compartieron sus recomendaciones para no fallar.

El portal Food and Wine conversó con varios profesionales de la repostería para tomar en cuenta algunos aspectos que pueden ser la clave para obtener mejores resultados en casa.

Alcanzar la perfección al hornear con chocolate es posible

Consideraciones para hornear con chocolate en casa
La calidad del producto es importante cuando se trata de repostería / Foto: PamelaMcFarlane

El microondas puede ser un aliado

Si se necesita derretir el chocolate, quizás muchos prefieran optar por el baño María. Sin embargo, la chef Jillian Bartolome cree que el microondas puede ser de mucha ayuda e incluso una manera de ahorrar tiempo.

Su consejo, si se utiliza el electrodoméstico, es hacerlo por intervalos. Es decir, calentar el chocolate por tandas cortas, de 30 a 45 segundos, hasta que se considere está en el punto ideal.

Sin miedo ante la sal

Aunque para muchos pueda resultar contradictorio, la sal es un elemento muy importante en la repostería. El pastelero Jamie Hornby dice que muchas personas omiten la sal de las recetas porque “creen que disminuirá el dulzor”.

La realidad es todo lo contrario y el condimento ayuda a resaltar las notas dulces, en especial las del chocolate.

Cuidado con las temperaturas

Una de las características del buen chocolate, el que siempre se recomienda para estos fines, es que derrite rápido. Por eso, hay que tomar en cuenta que se debe ser delicado con las temperaturas para no quemarlo. Tener paciencia y trabajar a fuego bajo es lo mejor para no dañar el producto.

Mientras más fino, mejor

Marie-Aude Rose recomienda que, al hornear chocolate, el insumo se pique lo más fino posible. “Se derrite más rápido y de manera más uniforme y, por lo tanto, se enfría más rápido”, explica.

Conozca bien su chocolate…

Un producto y otro pueden tener el mismo porcentaje de cacao, pero esto no significa que tengan el mismo perfil de sabor. Si se está acostumbrado a trabajar siempre con uno, y un día se anima a usar otro, se debe probar antes. Así, se podrá saber si tiene características similares o diferentes y cómo pueden estas ser adaptadas a la receta.

…y manténgalo aislado

El pastelero Håkan Mårtensson explica que el chocolate es muy propenso a contraer aromas del ambiente. Lo ideal es almacenarlo de forma segura lejos de alimentos que emitan olores fuertes, como las cebollas, ya que esto puede dañar su calidad.

Atención con el chocolate blanco

Para quienes gusten de esta versión del chocolate, se debe tomar en cuenta que su color se debe mantener una vez lista la receta. Es decir, se debe evitar que tome un color caramelo, ya que esto es indicador de que se quemó.

Para ello, Jhon Martínez aconseja sacar la preparación un poco antes del horno, aproximadamente unos dos minutos. Ya que suelen tener calor residual, se terminará de cocinar afuera y el chocolate no se quemará.

Hornear con chocolate: consejos para mejorar
La temperatura es un elemento esencial cuando se trata de hornear con chocolate / Foto: TasteOfHome.com

¿Chispas de chocolate? Solo para las galletas

Las chispas de chocolate son muy famosas y visualmente atractivas, pero son difíciles de derretir. Esto se debe a que suelen tener estabilizantes, lo que las hace perfectas para recetas como galletas con chispas de chocolate.

Para otro tipo de planes, es mejor usar una barra y cortarla a mano en el tamaño deseado.

No fiarse del horno

En ocasiones, la temperatura que indica el horno no es precisamente la real. Por ello, para cuidarse las espaldas, se recomienda tener un termómetro de horno a la mano para poder llevar un control más preciso y ajustar de ser necesario.

Tamizar puede ser inteligente

Al cortar el chocolate a mano en trozos pequeños, pueden quedar algunas virutas mínimas, que pueden manchar el color de la masa. Para no correr este riesgo, Ryan Schmidtberger aconseja usar un colador para tamizar el chocolate y usar solo los trozos de mayor tamaño.

El sobrante se puede conservar para otros fines.

Un enemigo desconocido

Una gota de agua en la mezcla podría arruinar por completo la receta. “El agua es el enemigo al momento de hornear con chocolate porque estropea su consistencia“, indica Divya Alter a Food and Wine.

Sobre esto Gabriel Kreuther agrega que muchas personas usan agua al momento de derretir el chocolate para hacerlo menos espeso. Dice que esto es un pecado culinario y que, si se quiere hacer menos denso, lo mejor es un poco de mantequilla.

La calidad es de suma importancia

“Usar chocolate de mala calidad o barato es el error número uno que se debe evitar. Al buscar calidad en la textura y el sabor del producto final, es importante invertir en buenos ingredientes, especialmente con chocolate”, añade la pastelera Natalia Ocampo.

Los cambios de temperatura son nefastos

Al integrar chocolate a una preparación, lo ideal es que ambos elementos estén a la misma temperatura. Un choque entre un ingrediente frío y otro caliente puede ser motivo por el cual la receta falle.

Una mano del cacao en polvo

Para hornear con chocolate, el cacao en polvo es un gran antiadherente. Espolvorear el molde con este insumo puede resolver más de un dolor de cabeza.

También le puede interesar: Es válido sustituir ingredientes para no poner la torta

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram