Newsletter

Síguenos

¿Cómo preparar un relleno de pollo?

El pollo es una de las carnes más consumidas en el mundo y, al igual que la del pescado, la más delicada. Ahora bien, un buen relleno le aporta sabor, le da riqueza y lo hace más atractivo.

Antiguamente, se rellenaba toda la cavidad del cuerpo, pero hoy en día, por lo general, se hace solo en la parte del esternón. De la otra forma se impide una buena distribución de calor por el interior y el pollo puede quedar poco hecho o crudo, generando con ello, un gran riesgo para la salud.

También se puede introducir la preparación en pequeñas incisiones practicadas en el ave, entre la piel y la carne, o hacer una especie de bolsillo dentro de una pieza deshuesada y rellenarla.

Algunas opciones

De mantequilla

Necesitará 4 cucharadas de mantequilla y 4 de hierbas frescas picadas. Solo debe mezclar ambos ingredientes con un tenedor, hasta obtener un puré, e introducirlo entre la piel y la carne del pollo.

De queso crema o mascarpone

Es el mismo procedimiento que la receta anterior, pero se sustituye la mantequilla por 6 cucharadas de queso crema o mascarpone.

De limón y ajo

Pollo relleno

Este es uno de los rellenos más simples. Consiste en introducir 1 limón cortado en dos mitades y 2 dientes de ajo majados en la cavidad antes de asar el pollo y desecharlos antes de servirlo.

De hierbas

Otro modo para potenciar el sabor es añadir un manojito de hierbas frescas, como perejil, estragón, tomillo, salvia, cebollín, menta y apio.

De pan rallado

Ingredientes

  • 100 g de pan rallado o de pan duro por 2,3 kg de peso en horno de pollo
  • 4 cucharadas de leche
  • 4 cucharadas de mantequilla, aceite de oliva o tocino
  • 1 cebolla muy picada
  • 2 dientes de ajo majados
  • 4 lonjas de tocinetas troceadas
  • 4 cucharadas de hierbas frescas picadas
  • 1 cucharada de ralladura de cítrico (opcional)
  • 1 huevo batido
  • Sal marina
  • Pimienta negra recién molida

Preparación

  • Ponga el pan rallado o duro en un bol y báñelo con la leche. Déjelo en remojo durante cinco minutos y luego escúrralo. Deseche el líquido y disuelva el pan en el bol.
  • Caliente la mantequilla, el aceite o el tocino en una sartén, agregue la cebolla y el ajo, y revuélvalos hasta que estén dorados. Páselos al bol del pan.
  • Añada las lonjas de tocinetas troceadas a la sartén y sofríalas hasta que estén crujientes. Páselas al bol.
  • Agregue las hierbas picadas y la ralladura de cítrico (opcional) e incorpore el huevo batido. Sofría una cucharada colmada en una sartén antiadherente, pruébelo y rectifique sal y pimienta. Rellene con la cucharada ya sofrita la cavidad del cuello y ciérrela con un palillo de coctel o con una brocheta.
  • Introduzca los restos en un sobre de papel de aluminio y áselos junto al pollo durante la última hora o bien hornéelos por separado a 180 °C una hora y sírvalos.
  • Refrigere algunos, pues hay quienes prefieren el relleno frío. Utilícelo en las siguientes 24 horas.

Dato: Puede sustituir el pan rallado por entre 60 y 70 g de arroz, cuscús, avena o trigo machacado. También puede usar otros condimentos: granos de pimienta negra, blanca o verde; ajíes picados, nuez moscada y canela.

También le puede interesar: Cinco hierbas aromáticas esenciales en la cocina

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram