Claves de la air fryer: la freidora saludable

air fryer

Una de las invenciones más impresionantes y útiles de esta década es, sin duda alguna, la llamada air fryer o freidora de aire en español. Es una máquina que llegó a los anaqueles del mundo como la herramienta ideal para reducir las cantidades de grasa en platillos y bocadillos tradicionales como nuggets y papas fritas.

Básicamente, es un artefacto eléctrico que cocina alimentos con aire caliente emulando lo que haría una freidora común y corriente. Fue creada originalmente por la compañía holandesa Phillips.

Varios años después de tal creación, cocineros profesionales y hogareños parecen haberse convencido, y hoy miles de marcas han replicado el aparato en distintos tamaños y colores. Incluso, ya existen algunos en formato industrial para franquicias o restaurantes que necesiten freír producciones cuantiosas.

A pesar de que se ha vuelto bastante popular, quedan todavía muchas dudas sobre lo que hace esta máquina o lo verdaderamente saludable que puede llegar a ser. En algunas regiones todavía no ha llegado a su apogeo el uso de la freidora de aire, pero es muy probable que en poco tiempo surjan nuevas marcas locales y que todo mundo quiera saber más del producto.

¿Freidora?

Air Fryer Philips
Air Fryer Philips – Vía walmart.com

 

El nombre de freidora de aire podría generar confusión en más de uno. Algunos hasta todavía se preguntan cuál platillo es ese que lleva aire frito. Más allá del mal chiste, pareciera que el término fue adjudicado al aparato solo para hacerlo más atractivo y porque aparece para sustituir el proceso de fritura convencional.

Como tal, el verbo freír, según la Real Academia Española, consiste en cocinar o guisar algo en aceite o grasa hirviendo, y no es eso precisamente lo que hace la máquina. Como mucho, lo máximo de aceite que necesita la air fryer es una cucharada, que se utiliza para embadurnar los alimentos a los que se les dará cocción, con la intención de que no se peguen y formen una corteza crujiente.

Pero, en sí, la máquina no fríe. En realidad, cocina con aire caliente, lo que hace que los alimentos aprovechen sus propios líquidos en la cocción. La proteína o el vegetal crea una cubierta crujiente, producto del contacto con la ráfaga de calor, y por dentro sigue estando jugoso. Por eso, pareciera que el resultado final es una fritura, pues mantiene lo crocante y el color, pero, lógicamente, con mucho menos grasa.

El utensilio cuenta con una especie de gaveta que lleva colgada una rejilla, donde se colocan los alimentos. Esta puede retirarse y lavarse en el lavaplatos con total normalidad.

No es un microondas, pues no trabaja con ondas electromagnéticas, ni tampoco un horno eléctrico, ya que estos no funcionan con corrientes de aire sino directamente con calor. Por lo tanto, queda como un electrodoméstico de cocción mediante aire caliente.

Resultados similares, menos grasa

alimentos air fryer
Alimentos “fritos” en la air fryer – Vía shiberty.com

El punto fuerte de este artefacto es que los alimentos quedan casi iguales que cuando se fríen de la manera tradicional, pero con 80% menos de grasa. Es prácticamente el sueño ideal de todo amante de los bocadillos y pasapalos fritos, poder comerlos sin esa preocupación por el exceso de calorías. A tal factor puede sumársele el hecho de que es eléctrico, por lo que no necesita gas ni aceite. Eso reduce significativamente la cantidad de accidentes culinarios.

El aparato también tiene un temporizador, por lo que se puede dejar funcionando sin necesidad de vigilarlo, y es poco probable que los alimentos se quemen.

Otra ventaja es que no solo “fríe” (así entre comillas), sino que también puede darle al alimento la sensación de asado, pues se pueden hacer platillos distintos de las frituras, como albóndigas o pollo. Incluso, hasta tortas o platillos dulces puede cocinar este invento, con ayuda de moldes especiales.

No hace milagros

Eso sí, nadie puede esperar que el resultado final sea perfecto. Los alimentos quedan bastante parecidos a los fritos tradicionalmente, pero no los igualan ni los superan. Incluso, después de un rato, se ponen flácidos y pierden su textura crujiente, como pasaría de forma habitual.

Otro punto en contra es, precisamente, que, al ser eléctrico, probablemente su recibo de luz le dará una sorpresa si lo emplea con frecuencia.

A gran escala

LightFry, una variedad de freidora de aire industrial
LightFry, una variedad de freidora de aire industrial – Vía cateringinsite.com

Sobre las versiones industriales hay apreciaciones distintas. Trabajan muy parecido, pero pueden tener otras funciones, como baños de vapor que ayudan con la cocción de alimentos más exigentes. No las llaman air fryer, pero tienen nombres parecidos como light fry (freidora ligera) o greaseless fryer (freidora sin grasa).

Evidentemente, estas soportan mucho más peso, hasta 16 kilos de alimentos o más.

Para apreciar un poco más lo que puede hacer una air fryer, mire el siguiente video y decida si la próxima vez que visite su tienda favorita se llevará un ejemplar a casa.

También le puede interesar: ¡Gracias abejas! Múltiples usos de la miel en la cocina.

Por César Mortagua / @cesarmortagua