Cantucci, una antigua delicia toscana

Cantucci / Galleta Toscana
Es una de las galletas italianas más populares

Muchas son las galletas que se preparan del norte al sur de Italia, todas igual de deliciosas. En la Toscana, los cantucci son infaltables, siendo una de los postres más clásicos del país europeo.

Se trata de una galleta seca de almendras que se caracteriza por tener un doble proceso de horneado, el cual le da su perfil icónico. Usualmente se prepara con harina, almendras fileteadas, ralladura de limón y un toque de vino dulce.

Su existencia es sumamente antigua, remontándose al antiguo imperio romano. Según algunas fuentes, una versión pasada de los cantuccini se solía preparar como alimento para las tropas militares. Además de tardar en dañarse, su facilidad para trasportar grandes cantidades, la convirtieron en un insumo popular de la época. Incluso, el filósofo Plinio el Viejo, aseguraba que podían conservarse hasta por un siglo “sin que se tornaran rancias”.

La preparación, luego de la caída del imperio, se perdió por varios siglos. Sin embargo, tuvo un nuevo auge en la ciudad de Prato durante la etapa del Renacimiento. Por sus particularidades y su origen, se suele confundir con los biscotti di Prato, pero en esencia son ligeramente diferentes, pues los cantucci llevan más ingredientes.

El nombre de esta galleta deriva del término cantuccio, que hace referencia a un trozo de pan con mucha corteza, lo que podría relacionarse con la dureza de la preparación.

La forma más toscana de comer cantucci

Toscana y su mundo de galletas con dulces historias
Mojarlas en Vin Santo es lo más popular en la Toscana

Muy populares en toda Italia e incluso fuera de sus fronteras, para muchos lo más usual es comer el postre en compañía de una taza de café. Sin embargo, para los toscanos la manera correcta de apreciar mejor su sabor es con una copa de Vin Santo.

El Vin Santo es un vino dulce típico de la región que ayuda a apreciar mejor las notas de los cantucci. La bebida es elaborada con uvas blancas Trebbiano y Malvasia y se suele envejecer entre tres y doce años.

La guía para hacerlos en casa

Cantuccini Italianas
En el mundo, se suelen acompañar con café

Ingredientes

  • 250 gramos de harina
  • 250 de almendras fileteadas tostadas
  • 150 de azúcar glas
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • Ralladura de un limón
  • 2 cucharadas de vino dulce

Preparación

  • Precalentar el horno a 170 ºC.
  • En un bol, batir bien los huevos.
  • Tamizar la harina e incorporar el azúcar glas, la sal y el polvo de hornear. Agregar la ralladura de limón y combinar.
  • Echar los huevos a la mezcla de harina, las almendras y el vino dulce. Con la batidora a baja velocidad, procesar durante un minuto.
  • Cuando tenga consistencia, pasar la masa a una mesa con algo de harina y hacer un cilindro. Dividirlo en dos.
  • Forrar una bandeja con papel encerado y colocar los cilindros sobre este, aplastándolos un poco, de manera que queden con forma rectangular. Se debe dejar espacio suficiente entre estos, ya que crecen con el horneado.
  • Llevar al horno por 15 minutos, retirarlos y cortar rebanadas de 1,5 centímetros.
  • Colocar los biscotti acostados en la bandeja y hornear por 10 minutos. Retirarlos, voltearlos y volverlos a hornear por otros 10 minutos.

También le puede interesar: Un paseo por la gastronomía callejera de Italia