Brócoli, dos opciones para disfrutar este poderoso vegetal

Brócoli

El brócoli, también conocido como brecol, es una de las verduras más nutritivas que existen. Es generoso en vitaminas, fibra y minerales. De hecho, en la época del Imperio Romano era considerado un alimento muy valorado.

Este vegetal, que se puede comer crudo o cocido, es muy utilizado en distintos platos. Se puede cocinar al vapor, al horno, en sopas, cremas, guisos, ya sea gratinado, frito o salteado. Al final, proporciona brillo y color a las receta.

Este alimento tiene muchos beneficios. Uno de ellos es que posee propiedades anticancerígenas. En ese sentido, hay distintos estudios que lo avalan. No de ahorita, sino desde hace muchos años.

Tan es así, que cuando el ex presidente estadounidense Ronald Reagan ejercía funciones y se supo que padecía un cáncer intestinal, el brócoli se convirtió en la hortaliza estrella. En aquel entonces, el Instituto Norteamericano del Cáncer le recomendó una dieta de abundante brócoli.

Y es que al igual que otros miembros de la familia de las crucíferas, este alimento tiene propiedades protectoras contra esta enfermedad. Es decir, activa las defensas gracias a los glucosinolatos que estimulan el sistema inmunitario para que elimine las células tumorales.

Un buen dato a considerar: el tiempo de cocción. Tenga presente que para que se  conserven todas sus propiedades conviene cocinarlos de manera muy respetuosa.

Precisamente los glucosinolatos son solubles en agua y sensibles al calor. De manera que si lo cocina más de 10 minutos, estos vegetales se reducen a la mitad. Lo recomendable es que no sean más de siete minutos.

A continuación, dos recetas para que se luzca con este vegetal

Carne frita con brócoli

Brócoli con carne.
Foto vía: Kiwilimon

Esta receta termina siendo una comida rica, que puede hacer en solo minutos. Rinde para 8 porciones.

Ingredientes

  • 1/4 de taza de aceite
  • 450 g de lomito, cortado en tiras
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 180 g de cebollas en rodajas
  • 1 cucharada de jengibre, pelado y picado
  • 900 g de brócoli, cortado en florecillas y hervido
  • 170 g de alubias hervidas
  • 1 ¼ de tazas de caldo de carne
  • 2 cucharaditas de salsa de soya
  • 1 cucharadita de maicena
  • 45 ml de agua
  • Sal y pimienta

Preparación

  • Eche el aceite en una sartén grande o wok. A temperatura alta, lleve el aceite a punto de producir humo.
  • Agregue la carne. Sofríala por 2 minutos, revolviendo constantemente. Añada el ajo, las cebollas y el jengibre, revuelva para combinar.
  • Siempre sofriendo a temperatura alta, incorpore el brócoli y las alubias. Incorpore el caldo de carne, la salsa de soya, la sal y la pimienta.
  • En un pequeño tazón, disuelva la maicena en el agua. Eche la mezcla en la sartén o wok. Cocine por 30 segundos, hasta que la salsa espese.
  • Sirva inmediatamente sobre arroz o fideos.

Con pasta

Pasta con brócoli y auyama
Foto vía: Hazteveg

Este sencillo plato resulta bastante rápido de hacer, aparte de ser nutritivo. Alcanza para 4 porciones.

Ingredientes

  • 1 cabeza grande de brócoli
  • 3 cucharadas de aceite de oliva, preferiblemente
  • 1 pedazo de auyama (calabaza) picada en trozos pequeños
  • 3 dientes de ajo picados
  • 2 cucharaditas de mantequilla
  • ½ taza de caldo de pollo
  • 225 g de pasta de su preferencia, cocidos y escurridos
  • Sal y pimienta negra

Preparación

  • Corte el brócoli en florecillas tamaño bocado. Cocínelo en agua salada hirviendo por 4-5 minutos, hasta que esté ya casi blando. Escúrralo y luego enjuáguelo en agua a temperatura ambiente y póngalo aparte.
  • En una sartén grande, caliente el aceite a temperatura media. Sofría la auyama por 4 minutos. Ponga el ajo y la mantequilla. Cocine 2 minutos más.
  • Incorpore revolviendo el brócoli y el caldo de pollo en la sartén.
  • Sazone con sal y pimienta al gusto.
  • Cocine a fuego lento la mezcla de verduras, 3 minutos más.
  • Sírvala sobre la pasta caliente.

También le puede interesar: Tres platos inusuales para disfrutar los camarones