Bottarga, ¿qué es esta delicia italiana?

¿Qué es la Bottarga?
Es un alimentos e consume desde hace siglos en muchos países Mediterráneos / Foto vía: TheSpruceEats.com

Italia parece tener una despensa infinita, con productos de diversa índole en todas sus regiones que no dejan de ser deliciosos. Uno de estos es la bottarga, un insumo elaborado con huevas de pescado.

Conocida también como botarga, es un alimento clásico en varios países del Mediterráneo. En esencia se trata de huevas de pescado que se prensan, se salan y se secan.

La bottarga, de alimento humilde a lujo culinario

¿Qué es la Bottarga?
Una forma de usarla es rallarla para espolvorear los platos con ella / Foto vía: Italy-Villas.es

Diversas fuentes refieren que los antiguos egipcios ya consumían este preparado muchísimos siglos atrás. Mientras que otras señalan que llegó a territorio italiano gracias a la ocupación árabe en su territorio, derivando su nombre del término bottarikh (huevas de pescado en salazón). Debido a esto, es muy popular en lugares como las islas de Sicilia y Cerdeña, aunque lo es en casi todo el país. También se cree que los fenicios, pueblo que habitó en lo que hoy en día son naciones como Líbano, Siria, Israel y Palestina, fueron importantes en su propagación.

Para su preparación se extrae la bolsa ovárica con mucho cuidado para luego salarla por varios días. Cumplido este proceso, se prensa para extraer cualquier líquido y se deja al sol hasta que seque bien. Una vez que está preparado, se puede cortar en láminas finas o rallarse para usarse en distintas recetas.

Aunque antes de trataba de un producto humilde y normalmente relacionado con la dieta de los pescadores, hoy en día es un lujo costoso. En Italia se usa una variedad de pescados para elaborar la botarga, que puede ser desde atún, hasta salmonete, uno de los favoritos en muchas regiones.

¿Qué es la Bottarga?
Se puede comer sola, cortándola en láminas y agregando un poco de aceite de oliva y limón / Foto vía: Markys.com

Por sus características puede conservarse durante grandes períodos de tiempo sin perder sus propiedades. Normalmente aporta un toque salado a las comidas, aunque según el tipo de pescado y los métodos de sabor, puede ofrecer distintos matices y notas al paladar.

Su calidad hace que se pueda comer sola, cortándola finamente y aderezando con aceite de oliva y un chorrito de limón. Aunque también puede agregarse como un elemento extra y decorativo en pastas, huevos revueltos e incluso platos propios de Asia, donde también se consumen preparados similares a la botarga.

También le puede interesar: ‘Nduja y Sopressata: delicias de Calabria