Bélgica, tierra donde mandan las papas fritas

Papas fritas / Gastronomía de Bélgica
Es un alimento que se encuentra en casi todos los rincones del país / Foto vía: Expatica.com

Sin duda, el territorio belga es un destino de buena gastronomía, con platos y restaurantes que resaltan. Aun con toda su variedad, una preparación sencilla es la opción favorita de muchos: las papas fritas.

Bélgica será el hogar de la edición 2021 de The World’s 50 Best Restaurants, específicamente en la ciudad de Amberes. Con los ojos del sector culinario sobre la localidad, los profesionales de la organización dicen que nadie se puede ir sin probar este plato, considerado un orgullo nacional para los locales.

Papas fritas / Gastronomía de Bélgica
Usualmente se acompañan con una salsa a base de mayonesa / Foto vía: TasteAtkas.com

Siendo un ícono de la cultura y la culinaria belga, las papas fritas no pueden faltar en un recorrido gastronómico por el país. Para muchos, forma parte de su día a día pues, según The 50 Best, la nación europea tiene uno de los índices per cápita más altos de consumo de estas frituras en el mundo. Incluso, superando a Estados Unidos, donde el promedio es de 13 kilogramos anualmente.

Aunque claramente se trata de un insumo que se puede comer y conseguir en todo el mundo, en Bélgica es cosa seria. Las frieten (uno de los nombres que les dan) se pueden conseguir en casi cualquier esquina en los llamados frietkots o frieterie, de los cuales hay más de 5.000 en todo su territorio. Según los lugareños, cada uno tiene su toque y sazón distinto, por lo que vale la pena hacer varias paradas en estos recintos tradicionales.

En estos, según dicta la tradición, las papas, que normalmente son de la variante bintje, deben freírse dos veces en sebo de ternera, siendo un pecado capital hacerlo en aceite. Una vez listas, se sirven en conos de papel y se acompañan de alguna salsa a base de mayonesa, sin mayores agregados.

El duelo sobre el origen de las papas fritas

Papas fritas / Gastronomía de Bélgica
El insumo incluso posee el estatus de Patrimonio de la Humanidad / Foto vía: Coocklist.com

Popularmente, especialmente en países de habla inglesa, la preparación es conocida como “french fries“, lo que directamente las relaciona con Francia. Por años, ambas naciones se han disputado la creación del tubérculo frito. Aunque hay muchos registros y teorías de que culturas americanas (de donde proviene el producto) ya freían papas, la forma de bastones con la que se disfrutan hoy en día sí podría ser de alguno de estos dos países.

En la lucha, Bélgica parece tener un buen fundamento para ganar la autoría de las frieten. Para 1680, en una zona de lo que antes eran los Países bajos Españoles que ahora pertenece a los belgas, hay registros de que pobladores cortaban las papas en forma de peces durante el invierno para freírlas y comerlas. Esto, ante la imposibilidad de conseguir pescado por las aguas congeladas.

Entonces, ¿de dónde proviene el término “french fries“? Algunos historiadores refieren que de la popularidad que tomó la receta en París durante el siglo XVIII. Mientras, otros aseguran que fue una denominación esparcida por los soldados estadounidenses durante la Primera Guerra Mundial. Al estar ubicados en la Bélgica francófona, habrían comido muchas papas fritas y al regresar, creyendo que estaban ubicados en Francia, les atribuyeron tal nacionalidad.

Pero lo que sí es cierto es el valor cultural de las deliciosas papas fritas en Bélgica. Alimento que, junto a su cerveza, ostenta el estatus de Patrimonio Cultural de la UNESCO.

Entonces, a menos de un mes de la revelación de The 50 Best 2021 (5 de octubre), todos los asistentes están advertidos del plato que no pueden dejar pasar en su visita.

También le puede interesar: ¿Por qué estas papas tienen un Récord Guinness?