El toque de gracia: bebidas para el brunch

Brunch
El brunch comenzó como un desayuno tardío para recuperar la vitalidad

Mezcla entre desayuno y almuerzo a media mañana de los domingos, es desde hace años popular en el mundo entero. Ya anteriormente se ha hablado sobre algunas alternativas para ser un anfitrión de lujo cuando se organiza uno de estos sabrosos encuentros en casa. Ahora es momento de ponerse a tono con las bebidas para el brunch. Disfrute de este compendio de brebajes que se harán inolvidables en la memoria gustativa de sus invitados.

Mimosas

bebidas para el brunch

Existen muchas bebidas que resultan ideales para acompañar el brunch, pero los cocteles, por alguna razón, son los más buscados. Dentro de este grupo, las mimosas son las consentidas. Se trata de un trago refrescante y burbujeante al paladar. Su versión clásica es preparada con partes iguales de jugo de naranja y champán, cava, o algún otro espumante, con un toque de azúcar. ¿Lo mejor? Es muy versátil y admite variaciones que encantarán hasta al más exigente. Puede probar con una mimosa de fresa, piña, frambuesa, parchita o jugo de tomate de árbol.

Bloody Mary

bebidas para el brunch

El Bloody Mary es uno de los cocteles más creativos que jamás haya existido. Originalmente funge como aperitivo; sin embargo, cada vez se abre mucho más paso entre las opciones para el brunch. Es el resultado de la mezcla de vodka, salsa tabasco, jugo de tomate, un poco de limón, sal y pimienta.

Gin tonic

La moda del gin también invade el fenómeno del brunch. Originalmente se tomaba después de caer la tarde, pero hoy día es común verlo en la oferta mañanera. Existe un abanico amplio de gin tonics para ofrecer a sus invitados.

Sin Alcohol

Jugos

Son infaltables durante esta suerte de desayuno-almuerzo. El jugo de naranja natural, las limonadas o el venezolano papelón con limón son ideas muy refrescantes. Otra opción es ofrecer aguas saborizadas. Son muy fáciles de preparar y el resultado es sumamente agradable, el paladar de sus invitados se lo agradecerá. Si desea añadir algo de diversión, puede agregar una gotita de colorante vegetal y así conseguir aguas coloridas.

Café

Otro brebaje que no puede estar ausente es el café. La verdad es que con este las preparaciones son múltiples. Desde el café latte, pasando por un vienés o el clásico guayoyo venezolano, hasta un affogato o una de las versiones frías. Lo importante es ofrecer varios tipos de bebidas para que los comensales escojan lo que más les guste.

Mocktails

bebidas para el brunch

Desde 2016 los mocktails llegaron pisando fuerte y se abrieron paso entre los amantes de la buena mesa y el bienestar. Se trata de los cocteles sin alcohol que incluso un niño puede tomar. Su nombre es la conjugación de dos términos en inglés: “mock”, que hace referencia a lo artificial, imitación o mofa, y “cocktails”, que significa cocteles. Por tanto, la palabra compuesta mocktails se refiere a un trago “artificial” o un “coctel de mentira”. ¿Lo bueno? Las variedades son muchas y son realmente deliciosas.

También te puede interesar: Muffins de huevos, tocineta y espinacas