Este bar futurista es atendido por robots

BAR

Antes de disfrutar de un buen trago en la barra de un bar, es un lujo ver el trabajo de los bartenders y mixólogos. Visualizar esa serie de movimientos extravagantes, que culminan en un excelente coctel, es parte de la rutina fiestera. Sin embargo, los avances tecnológicos cada vez llegan a más áreas, a tal punto que existen bares comandados por largos brazos de robots.

El bar robótico

A mediados de 2016, la compañía de cruceros Royal Caribbean Cruises lanzó a los mares del mundo su nuevo navío, el Harmony of the Seas (Armonía de los Mares), el crucero más grande y con mayor tecnología del mundo. En este novedoso navío se abrió un lugar que ha significado un avance revolucionario en el mundo de la mixología: el bionic bar.

BAR

La propuesta consistía en dos brazos mecánicos que, tras la selección de la bebida a través de una pantalla, comenzaban un show de luces mientras escogían las botellas e ingredientes del coctel escogido por el cliente.

La idea fue un rotundo éxito para la empresa náutica, que en 2017 implementaría el mismo sistema de bar comandado por robots en su crucero Anthem of the Seas (Himno de los M).

Los brazos robóticos B1-O y N1-C serán los encargados de hacer disfrutar los más variados cocteles a todos los viajeros de los siete mares de este exclusivo buque. La productividad de estos amigos robots está confirmada, son capaces de servir dos tragos por minuto, con capacidad máxima de 1.000 por día.

¿El futuro de la coctelería o solo una moda?

Diversos expertos en robótica afirman que esta tendencia mecanizada de la mixologia no podrá remplazar en su totalidad el trabajo humano de un bartender.  Jennifer Colliau, quien imparte el seminario Robots Bartending: amigo o enemigo comenta: “La gente no va a los bares tanto por los cocteles como creemos que lo hacen, también ofrecemos una experiencia y conversación encantadora”.

Por otro lado, Pierre Michael, CEO de Party Robotics, reflexiona: “Los camareros proporcionan mucho valor a los clientes de muchas maneras en las que un robot no será capaz de competir”.

De la manera que sea, estos bares biónicos representan un avance fuerte en materia de barras que deben atender gran cantidad de público. No habría que extrañarse si en un futuro cercano disfrutamos nuestro trago favorito de la mano de simpáticos brazos mecánicos. Y ahora, ¿quién escuchará a los despechados?

También le puede interesar: Máquinas dispensadoras de… ¿ostras?

Con información de Liquor y BlogTurismoMaso