Newsletter

Síguenos

Alimentos que pueden comerse vencidos según el OCU

Consumir alimentos después que ha pasado la fecha máxima de consumo sugerida nunca ha sido verdaderamente recomendable. La persona se expone a riesgos innecesarios que podrían traerle complicaciones de salud. Sin embargo, sobre este tema hay ciertas consideraciones que se deben tomar en cuenta.

Existen situaciones de contingencia, como aquellas durante desastres naturales, en las cuales la comida se torna sumamente valiosa por la imposibilidad para la población de adquirirla con facilidad. Por otra parte, muchas veces se arroja a la basura aquella que bien podría ser aprovechada sin ningún tipo de problema por personas que la necesitan. Debido a esto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), un ente español especializado que vela por los derechos humanos frente a los productos y servicios, elaboró una lista de 10 alimentos que se pueden comer ya pasada la fecha de vencimiento.

alimentos

Eso sí, es importante que tenga en cuenta que estas son recomendaciones basadas en estudios de este organismo y que no son atribuidas a este medio. Además, el OCU argumenta que únicamente es válido consumir aquellos productos que estuvieron herméticamente cerrados y resguardados, de forma segura, al momento de exceder el tiempo recomendado.

La entidad explica que estos productos que a continuación se mencionan solo tienden a perder sabor, color y textura, pero no suponen un verdadero riesgo para la salud. En realidad, no tienen una fecha de caducidad sino de consumo preferente, distinción que deja los peligros fuera de la ecuación.

Yogur

alimentos

Para quienes no lo saben, el yogur es un producto de la fermentación láctica que suele comercializarse debidamente sellado y, mientras esté refrigerado, difícilmente se estropeará. No obstante, es mejor que lo huela y pruebe un poco antes de ingerirlo. Si su sabor es a yogur y no tiene tonos extraños, no hay problema alguno.

Pan de molde

alimentos

Al igual que el pan convencional, el de molde que se vende empaquetado, bajo el sello de grandes compañías, está dañado cuando tiene las tan odiadas manchas verdes que indican la presencia de moho en su integridad. Si no tiene estos microorganismos, estuvo cerrado y alejado de la humedad y el sol, y tiene buen aspecto y olor, entonces se puede comer tranquilamente. Recuerde que estos duran mucho más que los de panadería, pues tienen conservantes especiales, aunque con el tiempo pierdan frescura, eso sí.

Golosinas y frutos secos

alimentos

Estos productos que se comercializan prefabricados no representan peligro. Lo peor que puede ocurrir es que pierdan su textura natural y se pongan un poco rancios. Sin embargo, no se estropearán, a menos que se contaminen por no estar bien sellados o por permanecer almacenados en sitios inadecuados.

Galletas

alimentos

Al igual que los panes de molde y las chucherías anteriores, las galletas tienen conservantes y su tiempo de caducidad es mayor que el indicado en el empaque. Como siempre, debe fijarse en que no tenga hongos ni otro tipo de anormalidades.

Refrescos y alcohol

alimentos

Las gaseosas y bebidas alcohólicas también pueden perdurar bastante tiempo sin inconvenientes. En el caso de los refrescos, su sabor podría tornarse un tanto desagradable, pero difícilmente causará estragos en el estómago.

Pastas, arroces y legumbres

alimentos

Muchas legumbres vienen enlatadas y congeladas. Mientras los empaques de estas no hayan sufrido alteraciones y no cambien de temperatura bruscamente, todo estará totalmente normal. El arroz y la pasta permanecen perfectamente más tiempo que el indicado. Tal vez adquieran organismos indeseados como los gorgojos, pero estos fácilmente se retiran antes de cocinarlos. Metiendo los empaques en la nevera se evita este problema.

Mermelada y mantequilla

alimentos

Con este tipo de productos hay que tener cuidado de que hayan estado bien cerrados desde siempre. Una vez abiertos, se debe tratar de no dejarlos expuestos al aire ni introducir cuchillos u otro tipo de utensilios sucios. La grasa y el azúcar son, de por sí, buenos conservantes.

Embutidos y quesos curados

alimentos

Los embutidos, como salchichones y chorizos, mientras huelan bien y no estén babosos, se pueden comer con certeza. Lo mismo ocurre con los quesos curados cuyos hongos son comestibles.

Sopas y salsas de sobre

alimentos

Estos productos tienen preservativos, pero se debe prestar atención para que los envoltorios estén siempre en buen estado. Esto es requisito indispensable.

Productos derivados del tomate

alimentos

Los productos derivados del tomate como salsas precocidas, pasta de tomate o kétchup, pueden durar muchísimo tiempo. Lo que importa es que el frasco se mantenga sellado al vacío y que una vez que se abra, se refrigere inmediatamente.

También le puede interesar: Vidrio o plástico, ¿cuál es más saludable?

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram