Newsletter

Síguenos

El ajoblanco también es un plato con historia

En España, al hablar de sopas frías, quizás el gazpacho y el salmorejo tengan mayor notoriedad. Sin embargo, otras recetas como el ajoblanco también tiene una rica y refrescante historia que vale la pena conocer.

Se esté en verano o no, las sopas frías son un clásico de la gastronomía española. Con una variedad interesante de opciones, esta es una que resalta por la tradición en torno a ella, la cual incluso hace que tenga un día en el que se le honra y celebra.

Historia del ajoblanco
Es una sopa espesa que se suele disfrutar fría / Foto: vía Traveler.es

El origen del ajoblanco no está totalmente claro, pero lo cierto es que sus raíces son antiguas y que podría tener algunas influencias de la cultura romana o árabe. Incluso, hay quienes creen que podría tratarse de la sopa más antigua de toda España. Además, se sabe que su creación vino antes que la de otros platos similares como los antes mencionados, pues algunos de sus ingredientes fueron traídos de América mucho después.

Los detalles del ajoblanco

Cocina española: ajoblanco
La receta es más antigua que el gazpacho y el salmorejo / Foto: KaikuSinLactosa.com

Esta preparación se compone de pan, almendras molidas, ajo, agua, aceite de oliva, sal y a veces vinagre. Para decorar y acompañar se pueden acomodar unas uvas o trozos de frutas sobre la superficie de la sopa.

Es precisamente en el uso de almendras en donde se forma el debate sobre su origen. Este insumo ya era usado en recetas similares muchos siglos atrás, con registros como el del gastrónomo Marco Gavio Apicio que mostraban comidas que podrían ser tomadas como antecedentes del ajoblanco.

Por otro lado, dicho ingrediente también es muy popular en la dieta árabe. Considerando que España fue ocupada por musulmanes por años, el consumo del fruto seco se popularizó fuertemente. De hecho, el ajoblanco es un alimento importante en ciudades de Andalucía. Según National Geographic, muchos historiadores consideran que la composición más extendida del plato surgió en Málaga, localidad donde se celebra la Fiesta del Ajoblanco desde 1968.

Hoy en día es todo un clásico dentro y fuera de Andalucia y hasta algunos chefs de renombre, como Dani García, juegan con las posibilidades que ofrece. Versiones tanto tradicionales como otras más atrevidas se dejan ver en todos los rincones de la culinaria de la nación ibérica.

También le puede interesar: El gazpacho, un predilecto para el calor

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram