Abura soba, otra manera de disfrutar el ramen

Abura Soba / Gatronomía Japonesa
Es una versión del ramen en la cual no hay caldo ni sopa / Foto vía: AsianInpiration.com.au

La variedad de la gastronomía japonesa es innegable. Para los amantes de sus sabores, el abura soba, una versión sin caldo del ramen, es una gran opción que vale la pena conocer y probar.

El ramen, en su forma más tradicional, se caracteriza por la presencia de fideos sumergidos dentro de un caldo o sopa, que suele ser de cerdo o mariscos con un toque de dashi. En este caso, esta variante algo más seca es muy querida en Japón.

¿Qué es el abura soba?

Abura Soba / Gatronomía Japonesa
Foto vía: TimeOut.com

El término “abura” hace referencia a “aceite”, mientras, “soba” es la traducción de “trigo sarraceno”, aunque la palabra se usa más para hablar de fideos hechos con el mencionado ingrediente.

Los soba son la base de muchas recetas niponas y en el abura soba son importantes, aunque no son los únicos que se usan. En esencia, la preparación se compone de fideos que, en lugar de tener caldo, tienen un toque de aceite u otro elemento graso.

La preparación, contrario a lo que se puede creer, no es muy antigua. Surgió en el distrito japonés de Kitatatama, en Tokio, aproximadamente durante la década de 1950. En aquel entonces, se convirtió en una opción muy famosa entre estudiantes universitarios por ser más barata y fácil de hacer que otros platos.

Cuando se habla de abura soba no hay muchas reglas, pues se pueden usar distintos tipos de fideos, ingredientes y acompañantes. Sin embargo, la forma más popular de comerlos es con rodajas de cerdo, brotes de bambú, ajo, ralladura de alga nori y yema de huevo cocida. Como condimento se le agrega un poco de vinagre de arroz o salsa picante.

Aunque muchos puedan pensar que son poco saludables por la presencia de aceite o grasa, se asegura que es más sano que el ramen tradicional. Al no tener el caldo, tiene menos presencia de sodio y es más bajo en calorías.

También le puede interesar: Omakase: cuando el cocinero elige por el comensal