Newsletter

Síguenos

5 formas involuntarias de estropear los cuchillos

Los cuchillos son los mejores aliados de los cocineros. Una preparación que no lleve alimentos troceados, o al menos cortados por la mitad, suena bastante descabellada. Por eso, los cuchillos siempre aparecen para facilitar todo y alistar los ingredientes que pasarán por cocción.

Por simple desconocimiento o malos hábitos, los cuchillos se van estropeando y perdiendo su efectividad. Es imprescindible que estén bien afilados y no oxidados para que puedan cumplir correctamente su función; de lo contrario, emplearlos se torna difícil y pueden ser, incluso, más peligrosos.

Para cuidar correctamente los cuchillos y evitar que se dañen, no cometa los siguientes errores:

No secarlos completamente antes de guardarlos

Aunque sean de acero inoxidable o cerámica, estos deben quedar completamente secos antes de almacenarse. Además, debe hacerse con un paño que esté totalmente limpio y libre de humedad. De lo contrario, si quedan aunque sea un tanto mojados, pueden provocar el crecimiento de moho.

Guardarlos en gavetas

Colocar los cuchillos en gavetas donde están guardadas otras herramientas de cocina puede ser un error garrafal. Al estar constantemente chocando con otros utensilios, estos se pueden agrietar o maltratarse. Por ello, es recomendable que se guarden en un estuche o forro especial, o en un estante magnético diseñado especialmente para cuchillos.

cuchillos tabla

Usar tablas inadecuadas

Las tablas de madera soportan mejor las cortadas de los cuchillos. Por esto son las más indicadas para el momento de cortar los alimentos. En tablas de otros materiales, el daño puede ser severo. Lo mejor es tener una tabla de madera de calidad y evitar las de plástico o silicón que, además, suelen causar malos efectos en el filo del cuchillo.

Afilarlos incorrectamente

Los cuchillos nunca funcionarán como deberían si no se afilan de la forma correcta. La fórmula ganadora es la de hacerlo una sola vez al mes con una chaira de acero o cerámica. Nada de piedras amoladoras ni otros inventos raros.

No cuidar los mangos de madera

Si sus cuchillos tienen mangos de madera, debe tener cuidado de limpiarlos con aceite mineral cada cierto tiempo. Esto, para evitar que se sequen o rompan con el paso del tiempo.

También le puede interesar: La hora de la pasta: consejos de la gastronomía italiana

 

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram