Los utensilios indispensables del buen sumiller
Foto vía: 123rf.com

Cada oficio cuenta con herramientas que hacen el trabajo más sencillo y eficaz. En el caso del sumiller, esta regla no es la excepción, pues tiene a su disposición múltiples utensilios. Algunos son más necesarios que otros, pero contar con ellos a mano y manejarlos son muestra de conocimiento y profesionalismo.

Delantal

Los utensilios indispensables del buen sumiller
Su presencia da un toque formal al oficio y ayuda a portar otros utensilios de manera cómoda / Foto 123rf.com

También conocido como mandil, es muy importante para que el sumiller ofrezca una buena imagen ante los comensales. Forma parte esencial del respectivo uniforme. Tiene varios bolsillos para portar otras herramientas o, incluso, para depositar algunos desechos que vaya dejando el servicio.

Corta cápsulas

Los utensilios indispensables del buen sumiller
Su objetivo es agilizar el corte de la cápsula que recubre el cuello de la botella / Foto vía tcrisol.com

La cápsula es una especie de precinto de seguridad que recubre el corcho y el cuello de una botella de vino. Sirve para garantizar que la bebida no ha sido abierta, lo que da confianza al consumidor. Son de diferentes materiales como plástico, estaño, PVC (policluro de vinilo) y papel.

En muchas ocasiones, retirarla puede ser algo engorroso, por eso los sumilleres utilizan el corta cápsulas. Funciona como una pequeña navaja que se introduce por la boca o el cuello para cortar el material.

Sacacorchos

Los utensilios indispensables del buen sumiller
El sacacorchos más común solo posee un espiral metálico y una agarradera / Foto 123rf.com

Como su nombre lo indica, es el utensilio determinado para extraer el corcho y disfrutar del vino. Viene en diferentes presentaciones y modelos, siendo el más común el que posee un espiral de metal y una agarradera de madera. No obstante, el seleccionado dependerá del gusto y estilo del sumiller, quien puede decantarse por alguno con palanca para facilitar la extracción.

Asimismo, está el platillo para el corcho. En algunos establecimientos se estila que se deposite en un plato para mostrar su estado al cliente.

Cortagotas

Los utensilios indispensables del buen sumiller
Hay de diversos tipos, desde láminas de aluminio hasta tapones / Foto vía vinosorganicos.com.ar

Este impide derramar gotas al servir el vino en las copas. Consiste en delgadas láminas de aluminio plastificado que se enrollan y se introducen en la boca de la botella. También hay versiones en forma de tapón.

Atrapagotas

Los utensilios indispensables del buen sumiller
Foto vía es.dhgate.com

Similar al anterior. Se trata de un pequeño aro metálico que se coloca en el cuello de la botella y que en su interior tiene algún material absorbente, generalmente felpa. Su objetivo es evitar que se escapen gotas al mantel, absorbiendo cualquier derrame que pueda ocurrir.

Para esto se puede utilizar igualmente el denominado lito o caballo. Un sencillo trapo de color blanco con el que se envuelve la botella desde la boca.

Escupideras

Los utensilios indispensables del buen sumiller
Es frecuente en catas o eventos donde se van a probar distintos vinos / Foto 123rf.com

Aunque para muchos pueden resultar desagradables, son necesarias en eventos como catas de larga duración. Esto porque se prueba una gran cantidad de botellas y lo ideal es ir catando en boca y luego desechar el vino en la escupidera.

Tiene forma de balde y, a veces, una tapa con un pequeño orificio para que pase el líquido.

Termómetro

Los utensilios indispensables del buen sumiller
Medir la temperatura de la botella es vital para un servicio exitoso / Foto vía 123rf.com

La temperatura es un factor determinante para el consumo del vino. Por ende, el termómetro suele ser indispensable en los bolsillos del delantal. Se usa introduciéndolo en una copa auxiliar y no directamente en la botella.

Sin embargo, hoy en día existen aparatos más novedosos que se pueden colocar en la botella.

Hielera o cubitera

Los utensilios indispensables del buen sumiller
La hielera puede ser de diversos materiales, lo fundamental es que tenga un tamaño adecuado para contener la botella y el hielo / Foto 123rf.com

Siguiendo la línea del utensilio anterior, este es un balde utilizado para mantener el vino frío en la mesa. Su tamaño debe ser lo suficientemente grande para cubrir el líquido que contiene la botella y almacenar suficiente hielo u otro elemento enfriador.

Las hay de vidrio, acero, plástico y hasta de arcilla.

Cesta

Los utensilios indispensables del buen sumiller
Con la cesta se puede trasladar el vino sin agitarlo demasiado / Foto 123rf.com

Es sabido que para guardar un vino por largo tiempo, lo recomendable es colocarlo de forma horizontal. Para trasladarlo a la mesa sin moverlo mucho y manteniéndolo acostado, de manera que no se alteren sus sedimentos, nada mejor que la cesta.

Decantador

Los utensilios indispensables del buen sumiller
El decantador es muy importante a la hora de servir vinos de gran edad / Foto 123rf.com

El proceso de decantado se utiliza, esencialmente, para separar el líquido de los posos que el vino pueda tener. Al hablar de posos se hace referencia a los depósitos de levaduras muertas o taninos que podrían aportarle al vino sabores no deseados.

El decantador es un utensilio de vidrio con una boca medianamente ancha, un cuello más angosto y un fondo amplio. Allí se deja el vino por un tiempo determinado, no mayor a 10 minutos, según sus características, para que pueda evolucionar antes de servirse.

Tastevin

Los utensilios indispensables del buen sumiller
Aunque se utilice para apreciar las cualidades de la bebida, su uso en la actualidad tiene un valor más cultural que funcional para el sumiller / Foto 123rf.com

Calificado como un símbolo del oficio del sumiller, esta pequeña pieza de plata, con forma de concha y de fondo abombado, sirve para apreciar las particularidades de un ejemplar, como su brillo y transparencia.

Algunos opinan que al tratarse de un objeto metálico, poco ayuda realmente a vislumbrar la calidad de un vino. Aun así, mantiene un valor cultural considerable, por lo que es común verlo en la actualidad entre sumilleres respetados.

Copas

Dime que bebes y te diré en qué servirlo
Los tintos y los blancos, aunque se pueden servir en el mismo tipo de copa, poseen su modelo específico / Foto 123rf.com

Un buen profesional debe conocer qué copa se adapta mejor a un vino. Según la que se escoja, la bebida podrá o no apreciarse plenamente, por lo que este aspecto es de gran relevancia.

Dime que bebes y te diré en qué servirlo
La copa tipo flauta es una de las más comunes para beber vinos espumosos / Foto 123rf.com

Tintos, blancos, espumosos y más, cuentan con una copa indicada.

También le puede interesar: Venencia, utensilio infaltable del Jerez

Comments

comments