ensalada

Pocos niños no arrugan la cara cuando se les incluye en el menú. Lo que aún no sabe la mayoría es que cuando tengan edad suficiente para educar su paladar, suspirarán por una de estas preparaciones bien resuelta y, sobre todo, con los sabores de su tierra. Se trata de las ensaladas, esas que sirven de guarnición y platillo principal a la vez y que saben deleitar con su sencillez y frescura.

Cada entidad disfruta de sus ensaladas autóctonas, que generalmente forman parte de su lista de platos tradicionales. Según el país, los ingredientes varían de acuerdo con los frutos, hortalizas y verduras que se cultivan con mayor facilidad en dicho territorio.

La principal condición para categorizar un platillo como una ensalada es que esté compuesto principalmente por varias hortalizas y embadurnadas con algún tipo de aderezo o vinagreta. Ahora sí, contenga su hambre porque a continuación podrá conocer acerca de las más emblemáticas e importantes del ámbito gastronómico, según su procedencia.

La griega: Grecia

ensalada griega

Ojalá Zeus y Hércules hubiesen podido degustar esta increíble preparación. Seguro que no lo hicieron, porque uno de los ingredientes principales, el tomate, apenas llegó a suelo helénico después de 1818. No se sabe con exactitud quién ideó esta maravilla, pero de lo que sí tenemos certeza es que la ensalada griega es toda una delicia.

La receta original estaba compuesta por tomate, pepino, aceitunas negras y cebolla roja. Luego, apareció el exquisito queso feta, que el día de hoy es imprescindible. Todas las hortalizas se mezclan crudas y troceadas con los pedacitos de queso. Luego se aderezan con aceite de oliva, vinagre de vino, sal, pimienta y orégano.

La coleslaw: Estados Unidos

coleslaw

El nombre de “coleslaw” proviene del término holandés “koolsla”, que significa ensalada (sla) de col (kool). Se presume que a inicios del siglo XVIII inmigrantes holandeses arribaron a Nueva York con esta receta bajo la manga. Se hizo tan popular en la cultura norteamericana que hoy forma parte de la mayoría de los menús de barbacoa, hamburguesas o pollo frito.

Suele comerse mucho con perros calientes o sándwiches, como los de pulled pork. Contiene, por supuesto, repollo rallado, generalmente con zanahorias, mayonesa y vinagre. No obstante, existen muchas variantes en su preparación. Algunas pueden llevar suero de leche, crema agria o kétchup. También hay sitios en donde la aderezan con azúcar para que tenga un toque dulce.

Hay varias formas de emplear el repollo. La más común es colocarlo crudo, pero hay lugares donde lo sirven cocido o encurtido.

La capresa: Italia

capeas

Como su nombre lo dice, proviene de la isla de Capri. Fue creada alrededor de los años 20, a raíz del Manifiesto de Filippo Tommaso Marinetti, quien promovía el consumo de platos vegetarianos y ligeros.

Otros aseguran que la primera vez que se preparó fue para el rey Farouk de Egipto, quien deseaba comer algo nuevo y fresco. Uno de los datos curiosos de esta ensalada es que los colores que predominan son los de la bandera italiana.

Sus ingredientes son muy fáciles: tomates en rodajas, queso mozzarella rebanado grueso, hojas de albahaca, aceite de oliva, sal y pimienta. Todo bien acomodadito y fresco. Hay quienes le añaden orégano seco, salsa pesto o queso de bufala.

La ensalada de pasta también es muy tradicional en el país de la bota.

La sangchoo-geotjeori: Corea

ensalada coreana

Vamos, no todo en los países asiáticos es exótico y extravagante. También tienen ensaladas y la verdad es que son muy buenas. Esta, conocida popularmente como ensalada de lechuga coreana, es básicamente un mezclote de distintos tipos de esta verdura, aderezados con chile en polvo y otras especias orientales. Se sirve principalmente para acompañar carnes y otros platillos no muy especiados.

Su nombre significa “lechuga con encurtido superficial”, lo que básicamente representa la esencia de esta ensalada agripicante. El vegetal verde va acompañado con ajo, cebollín, cebolla, salsa de soya, salsa de pescado, azúcar, vinagre blanco, chile rojo en polvo, aceite y semillas de sésamo.

Las lechugas se lavan y se escurren. Las especias y los líquidos se mezclan para formar un aderezo y con eso se bañan las hojas, con las cebollas y el cebollín.

La césar: México

Ensalada César

¿Que qué? ¿Mexicana? Sí. Aunque no lo crea, esta ensalada fue inventada en suelo azteca. El creador del platillo fue el cocinero y restaurador italiano César Cardini, quien durante la celebración del 4 de Julio de 1924 decidió mezclar varios alimentos al azar y crear algo rico y novedoso.

Fue en Tijuana, específicamente en su restaurant Caesar’s Bar & Grill, donde nació este clásico de la gastronomía internacional. En principio, la ensalada césar solo llevaba lechuga, crotones, ajo, limón, aceite, huevos, parmesano y salsa Worcestershire, mejor conocida como salsa inglesa.

Luego aparecieron las anchoas y fueron adoptadas como parte de la receta tradicional, pero a estas le siguieron el pollo, la tocineta y muchos otros inventos.

El pico de gallo también es otra de las ensaladas típicas de México.

El tabule: Líbano

tabule

De las mejores que tiene el mundo árabe. El tabule, una ensalada que se dice data de la Edad Media, forma parte de la dieta diaria de libaneses y sirios. Está hecha con tomates troceaditos, perejil finamente picado, menta, cebolla, aceite de oliva, jugo de limón y sal. No puede faltar el bulgur, un alimento a base de trigo, muy común en estos lares del mundo.

Algunas personas prefieren añadir cilantro, ajo o cuscús. La ensalada fattush es otra delicia de los países orientales.

La perigord: Francia

perigord

En la región de Perigord, perteneciente al Departamento de Dordoña y ubicado al suroeste de Francia, el consumo de pato es sumamente alto. Tanto, que en la ensalada más conocida de esta nación predomina la rica carne magra y aromática.

No hay detalles exactos sobre su origen. De lo que sí hay certeza es que se sirve como una entrada fría y que se puede hacer con distintas partes del pato: mollejas, pechuga o hígado. Como la césar, esta lleva una especie de crotones, hechos con pan dorado en la propia grasa del ave. También incluye lechuga, que puede ser de varios tipos.

La vinagreta tiene un toque particular e imprescindible que lo da el aceite de nuez. A este se le agrega vinagre de jerez, sal, pimienta. En algunos lugares le colocan espárragos, vainitas, tomates y rábano.

Otra de las ensaladas típicas del país galo es la ensalada nizarda.

La rusa: Rusia

ensalada rusa

Esta es, quizás, la ensalada más versionada en el mundo entero. Lo que nació como una mixtura de exquisiteces en la ciudad de Moscú, hoy tiene tantas variantes que realmente no hay forma de determinar los ingredientes exactos de la misma.

Existe algo de discordancia en cuanto a su origen, pero la historia más contada es aquella en la que un chef francés llamado Lucien Olivier ideó esta preparación para los comensales del restaurante Hermitage. Transcurría el año 1860 cuando este cocinero creó una combinación de faisán, trufas, papas, pepino, huevo duro, cangrejo y caviar. Vaya lujo ¿no?

Al parecer, con el pasar del tiempo y los cambios sufridos con la Revolución rusa, sus componentes fueron cambiando poco a poco por unos más económicos. No obstante, hay datos que indican que la ensaladilla rusa ya existía desde 1845, pues el libro The Modern Cook tenía una receta con este nombre que llevaba langosta, anchoas, atún, cangrejo, aceitunas y alcaparras aderezados con mayonesa.

Lo que sencillamente no puede faltar son las papas y la mayonesa. Del resto, puede llevar huevo cocido, manzana, zanahorias, guisantes, vainitas, pollo, atún, cebolla y hasta remolacha.

El remojón andaluz: España

remojon

Conocida como remojón de naranja o ensalada de naranja y bacalao, es un platillo español con influencia árabe. En algunos parajes la preparan solo de naranja, en otros con huevo sancochado, pero la más popular es con trozos de bacalao desmenuzado. Se trata de un manojo de rodajas de naranja con trozos de este pescado, huevo cocido, aceitunas negras y aceite de oliva. Puede llevar trocitos de cebolla.

La de gallina: Venezuela

ensalada de gallina

No podía faltar la ensalada venezolana por excelencia. La de gallina, la que acompaña el pernil, la hallaca y el pan de jamón en la época decembrina, pero que queda perfecta en cualquier día del año. Es notable su parentesco con la rusa, tanto que en ocasiones se le llama con este nombre.

Muchos dicen que este platillo se inventó en Caracas, en la década de los 40. Papa, zanahoria, gallina, guisantes y mayonesa, son sus cómplices. También se le puede agregar manzana, huevo cocido, alcaparras, cebolla, mostaza y hasta melón. Un hábito muy común es el de sustituir la gallina por pollo.

Luego de este recorrido por las ensaladas del mundo ¿por cuál desea empezar?

También le puede interesar: Delicia global: así se comen las papas fritas en diferentes países

Comments

comments