Terrazas coronavirus fase 1 madrid
Bares y terrazas han estado abarrotados desde principios de la semana en Madrid / Foto: Patrizia Aymerich

La lluvia y el mal tiempo no han podido detener a los cientos de comensales de Madrid que han salido a las calles este lunes, el primer día de la Fase 1 en la capital española. Los bares y restaurantes con terrazas han sido los primeros en ver el cambio en el proceso de la desescalada hacia la normalidad, un plan que ha ejecutado el gobierno español para salir poco a poco del confinamiento de prevención del coronavirus.

Mesas llenas en las terrazas y colapso en las reservas

Terrazas coronavirus fase 1 madrid
A bares y restaurantes solo se les ha permitido 50% del aforo en las terrazas / Foto: Patrizia Aymerich

Durante toda la tarde, las terrazas han estado llenas por los clientes que, ante la previsión de un posible abarrotamiento, han tenido que reservar, tanto en las terrazas más caras y rooftops como en los bares y tabernas de barrio para los que antes no era necesaria una reserva. En este sentido, a bares y restaurantes solo se les ha permitido 50% del aforo en las terrazas y una distancia mínima de 2 metros entre mesas. Aunque esto no se ha cumplido del todo.

“Todo está lleno y no para de sonar el teléfono”, asegura Martín, el regente de un bar en el barrio de Ventas. Sus mesas no han estado vacías desde las 13:00 horas y hasta el final de la noche. El momento cumbre ha sido entre las 20:00 y las 23:00 horas, horario establecido para los paseos diarios.

Sin embargo, Martín explica a Cocina y Vino que las cuatro mesas que disponen en la terraza, aunque llenas, no son suficientes para asegurar la rentabilidad del negocio a corto o mediano plazo. “Nos sirve para mantenernos en pie y ver cómo nos va”, afirma, al tiempo que apunta a un grupo de tres personas en una lista de espera. “Posiblemente se libere alguna mesa hacia las 22:30 y os llamo”, les dice a los jóvenes.

Nuevas medidas para asegurar las ventas

Terrazas coronavirus fase 1 madrid (4)
Para reservar el algunos lugares es indispensable ser mínimo un grupo de cinco o seis personas y consumir comida, no solo bebidas / Foto: Patrizia Aymerich

Así, algunos locales han optado por implementar sus propias medidas para asegurarse de que la venta sea óptima aún con pocas mesas: A Diego le han dicho por teléfono, desde una terraza en Chamberí, que el número mínimo de personas por reserva era de cinco o seis. “Nos hemos ido seis personas, muy contentos, pero esa era la norma para poder reservar allí”, indica.

Además, las mayoría de los locales han hecho obligatorio el consumo de comida, por lo que casi no se han visto personas solamente bebiendo o haciendo sobremesa. Otros, en cambio, han ubicado alguna mesa extra al aire libre en vista de que la distancia de separación ha hecho más extensa el área de terraza. Mientras que el tiempo máximo que un grupo puede permanecer sentado es de una hora, para asegurar la rotación.

Fuencarral y La Latina han sido algunas de las zonas más concurridas y mucha gente que se ha quedado sin mesa se ha inclinado por el pedido para llevar. “Son muy pocas mesas en las terrazas, hemos tratado de hacer colas pero nos hemos cansado y preferimos comparar para llevar. Creo que esta semana no podremos sentarnos”, asegura Elena, que ha salido con su amiga Marta para dar un paseo y tomar una cerveza.

Los rooftops también abren

Terrazas coronavirus faTerrazas coronavirus fase 1 madrid (1)se 1 madrid (1)
Esta semana, las reservas para consumir en terrazas a pie de calle como rooftops están colapsadas / Foto: Patrizia Aymerich

Los rooftops, esos bares y restaurantes famosos en las azoteas de Madrid, también han empezado a abrir esta semana, manteniendo 50% del aforo total. Algunos ya no tienen disponibilidad de reservar para esta semana.

Aunque los restaurantes no han implementado el uso del ozono para limpiar el aire y tampoco han optado por la colocación de las mamparas de separación entre comensales de las que se habló en un principio, algunos de estos sitios han dispuesto de otras medidas de prevención del coronavirus para asegurar la higiene.

Es el caso de la Azotea del Circulo de Bellas Artes, un lugar cultural y gastronómico emblemático en el centro de la ciudad. Para garantizar la seguridad en el servicio, este espacio ha optado por colocar vinilos en el suelo, recordando mantener la distancia de seguridad; usar cartas digitales; poner a disposición de los clientes dispensadores de gel hidroalcohólico; reforzar la limpieza; y reforzar el equipo de seguridad en los accesos y en el ascensor de subida a la azotea, para garantizar el respeto de la distancia de seguridad entre las personas.

Terrazas coronavirus fase 1 madrid (6)
Los comensales solo pueden usar la mesa por una hora / Foto: Patrizia Aymerich

Otros, en vez de cartas digitales, han dispuesto un plástico por encima del menú para que los comensales no las toquen. Mientras que, para todos los locales, ha sido indispensable que los trabajadores, tanto en cocina como en sala, hagan uso del EPI (mascarillas, guantes y protección general individual).

Lo que sí es cierto es que, ni las medidas de los locales han sido extremistas, como han augurado algunos de los chefs entrevistados por Cocina y Vino, ni los comensales tienen miedo de salir a disfrutar de sus bares de siempre.

“La gente quiere salir. Esto solo ha sido una muestra de que las personas quieren apoyar los comercios locales y que estamos todos ansiosos por volver a la normalidad, con cautela claro”, afirma María, quien ha podido sentarse con su grupo de amigos en un bar de Salamanca.

También le puede interesar: Paco Morales: “Hay que hacer un homenaje a los comensales”

Comments

comments