8150567 - ampawa floating market

Pensar en Tailandia es trasladarse al paraíso, con playas impresionantes, islas rocosas, paisajes inolvidables… su gastronomía es una mezcla llena de sabor y tradición, sin duda, es de las más variadas, ricas y sabrosas de Asia. Los tailandeses con gran maestría han conseguido combinar las técnicas de la cocina de China con las especias de la India lo que ha dado como resultado platos con sabores y aromas que ahora son indudablemente propios.

Tailandia es un sueño para los occidentales, un paraíso de grandes playas de finísima arena y aguas cristalinas donde se disfruta de maravillosas puestas de sol, islas rocosas cubiertas de frondosa vegetación, acantilados, cuevas, y por supuesto de su ancestral cultura.

Sin embargo, esto no es lo único que cautiva a sus visitantes. Por ser un país tropical, hay abundancia de todo tipo de ingredientes para la cocina durante todo el año. Existe una notable variedad de carnes, pescados, mariscos, vegetales, hierbas y frutas, gracias a ello los tailandeses han desarrollado una cultura gastronómica exótica y compleja donde predomina el picante que, combinado con sabores dulces, salados, agrios o amargos, le otorgan equilibrio a los platos deliciosamente aromatizados.

Comida thai en cuatro sabores

Los tailandeses adoran las hierbas y en la mesa de los  restaurantes no pueden faltar cuatro condimentos esenciales para darle armonía a cada una de las preparaciones. De ellos el principal es el azúcar, Nam Pia (sal de pescado), Prik Pon (pimienta crujiente de chile) y un vinagre agridulce con pimienta. No existe una forma correcta de aderezar la comida, cada comensal  agrega la cantidad que quiera o no le echa ninguno, esto según su preferencia.

La relación con el arroz es tal que en tailandés comer se dice Kin Khaw, que significa literalmente “comer arroz”. La cocina tailandesa consiste en carne, verduras y hierbas servidas sobre arroz o bien sopas con fideos o sin ellos. De esta combinación se derivan una multitud de platos típicos.

Tailandi 2

 

¿Qué comer en Tailandia?

Antes de empezar su viaje quizás piense que no va a poder comer nada, que todo pica mucho y que no le va a gustar la comida tailandesa. Obviamente hay que estar un poco abierto a sabores diferentes, pero para nada comerá mal.  Sea en un puesto de comida rápida o en un restaurante, no deje de probar los platos que en este especial “sabores de Tailandia” presentamos.

 

Pad Thai Es posiblemente el plato de la gastronomía tailandesa más  famoso en el extranjero. Son unos fideos sofritos con soja, tofú, huevos y cacahuetes o maní.

Gai Pad Metmamuang Este plato, estoy segura, que será muy apetecible. Se trata de una pechuga de pollo troceada con anacardos o merey cebolla, pimientos y salsa de ostras.

Thom Kha Gai Es una rica sopa a base de pollo, cebolla, lemongrass, jengibre, tomates, setas, lima, salsa de pescado, hierbas y leche de coco.

Khaw pad Grapao Muu Es un sencillo plato a base de cerdo picado, cebolla picada, hojas de cilantro y arroz al que se le puede añadir encima un huevo frito. También se puede pedir con pollo en lugar de cerdo. Si es con pollo se llama Khaw Pad Grapao Gai.

Khaw Pad Muu Kratiang Es otro sencillo plato de cerdo frito con arroz y ajo, nada picante que se sirve acompañado de una salsa agridulce.

Pak Phad Bung Es una verdura tipo espinaca que se rehoga en el wok a muy alta temperatura y se le echa salsa de ostras por encima.

Gai Yang Es simplemente pollo al grill. Pero en Tailandia el sabor es muy diferente y mucho más rico que en Europa.

Khaw Soi Se trata de una especie de curry con fideos cocidos y otros fritos que resulta algo picante. Es una especialidad del Norte de Tailandia y más en concreto de Chiang Mai.

Bangkok, ciudad vibrante

Se dice que Bangkok es una ciudad que sirve de entrada al mundo del Sudeste Asiático, es vibrante porque en ella se combinan el pasado y el futuro, creando un presente completamente ecléctico y de algún modo también armónico. La rodea el río Chao Phraya  que desde las montañas forma miles de arroyos, riachuelos y afluentes que se convierten en la autopista más transitada del país. Estos caminos de agua van en todas las direcciones creando un espectacular delta que, casi ocupa una cuarta parte del país, siendo el escenario del día a día de los habitantes de estas tierras bajas, próximas a la capital.

Las compras del día también se realizan a remo o acompañado por el rítmico chof chof de los pequeños motores que impulsan las canoas. Cada mañana, cientos de botes cruzan los llamados “mercados flotantes” donde se observan mujeres de característicos sombreros de paja remando y vendiendo la mercancía. Este es un destino obligatorio para la mayoría de los turistas que visitan Bangkok,  son especialmente populares durante los fines de semana y es un lugar pintoresco donde se compran frutas, vegetales y hasta se puede degustar comida dentro de los botes. ¡Es toda una aventura!

El mercado flotante más famoso de Bangkok es conocido como Amphawa, existe desde mediados del siglo XVIII y es uno de los preferidos de los locales y aún no muy conocido por los turistas. Esto quiere decir que es todavía relativamente tradicional y auténtico. En este mercado encontramos toda clase de alimentos aparte de ser del tamaño de un distrito, es decir ¡enorme! Suele comenzar a ponerse activo por las tardes y es un lugar ideal para descubrir la cultura y costumbres de Bangkok.

De los favoritos de los turistas está Damnoen Saduak, es el más visitado  durante los fines de semana. El exceso de popularidad entre los visitantes ha ido cambiando el estilo de este mercado y se ha vuelto un tanto turístico (con los puestos de suvenires que no faltan donde hay rostros europeos).

Otros mercados que suelen encantar son Khlong Lat Mayom y el famoso Taling Chan. Ambos mercados son un paraíso para los amantes de la comida tailandesa (el segundo es el más famoso por su selección de frutos de mar).

Todos los fines de semana el canal se llena de pequeños botes que ofrecen todo tipo de cocina tailandesa. ¡Cocinan en la misma canoa! Los tailandeses, mayoritariamente de Bangkok, aprovechan los días festivos para disfrutar de la comida en este mercado,  comprar ropa y sobre todo elementos de decoración como cuadros, figuras de budas o elefantes, jarrones, sombreros típicos tailandeses o simplemente disfrutar de la tranquilidad y el paisaje que ofrece este lugar.

Tailandia es llamada por muchos el “País de la sonrisa”, tiene un encanto mágico que enamora. Este lugar es conocido por sus arenas blancas y playas paradisíacas. Tailandia es aromas, sabores, estupendos hoteles y magníficos restaurantes, este país asiático es la ruta del Street Food, los pubs más sofisticados o mercados flotantes o no flotantes pero siempre llenos de magia.  Es el rojo intenso de sus flores y lo luminoso del barrio chino de Bangkok, pero rojo también por las emociones, las aventuras, el buceo y ese rojo especial que, a veces, tiene la noche. Es naranja, de los más bellos atardeceres pero también del fuego en los festivales culturales. La armonía del verde, paisajes, canales, ríos sembrados de palmeras, plantas y una vegetación impresionante. El azul más sofisticado se vuelve medicina tradicional, hierbas milagrosas, terapias curativas, masajes que no quieres que terminen

Así es Tailandia, mágica en su diversidad y hospitalidad, es un pueblo de cultura ancestral que siempre está sonriendo para mostrarle al mundo su mejor cara.

Tailandia 1

 

Texto: Samantha Durán

 

Comments

comments