12470817 - young man sniffing the cork of a wine bottle

La palabra sommelier proviene del francés somme que literalmente significa “carga”. En la época medieval, los reyes, caballeros y aventureros siempre llevaban consigo a una persona encargada de velar por la buena transportación y servicio de las bebidas que, en su gran mayoría, era vino.

Por su parte, la palabra sumiller está aceptada en el diccionario de la lengua española como la correcta para referirse a la profesión de sommelier, formando su plural como sumilleres.

Algunos estudios constatan que, en 1312, el duque Felipe “El Hermoso” creó el primer grupo de catadores, quienes se reunían de forma sistemática para degustar vinos en París, así como otros productos de calidad. En 1793 aparece documentado el oficio de catador, que fue ganando estatus y respeto con el pasar de los años, cobrando fuerza con el creciente impulso de la gastronomía francesa.

No fue sino hasta los siglos XVI y XVII que empieza a extenderse la labor del Sommier du Seigneur, persona privilegiada que custodiaba y mantenía en buen estado los alimentos y bebidas de los señores.

Entrado el siglo XIX, empieza a identificarse a la figura del sommelier con el mundo del vino, donde, según cuentan, antiguamente existían dos tipos de profesionales: el de cava y el de mesa. Actualmente, el sumiller de cava se ha sustituido por el bodeguero y el de sala sigue tareas modificadas desde el inicio de su existencia.

La Gran Taberna de Londres: el origen del sommelier

Así se llamaba el restaurante, curiosamente parisino, que dio lugar a la figura del primer sommelier tal y como lo conocemos actualmente. Solamente en España se conoce también como sumiller, una profesión que hoy día se estudia para formar expertos en vinos que, en sala, sugieren a la clientela de los grandes restaurantes y bodegas el vino apropiado para la ocasión. Asimismo, entre otras tareas, puede concebir la carta de vinos e instruir al personal de un establecimiento en relación con el buen servicio de la bebida.

En resumen, sumiller o sommelier se refieren al mismo oficio y la única diferencia es la acepción de la palabra francesa que en España pasó de ser sommelier a sumiller. Esto sucedió así por que sommelier era referido a la persona encargada del vino en las tabernas parisinas y sumiller en España era el encargado de servir vino al rey.

 

Comments

comments