Ritual beduinos

Aunque para miles de personas el café sea esencial y casi rutinario en su día a día, para algunos es mucho más que una simple bebida. Los populares nómadas de los desiertos árabes, los beduinos, tienen una especial manera de vivir y sentir la negra infusión, a la que atribuyen un valor de unión, lealtad y cortesía.

Las tribus beduinas son muy comunes en diversas naciones de la región, como Siria, Egipto, Arabia Saudita, Libia, Jordania, entre otras. En el caso de los jornados, el café es esencial en su cultura y es un elemento importante para su sociedad.

Un momento especial

Café Beduinos Jordania
El nivel de tostado dependerá de quien lleve a cabo el proceso / Foto vía: LonelyPlanet

En este país, los beduinos son conocidos por establecerse en diversos puntos de interés arqueológico, como las icónicas ruinas de Petra. Ahí, aunque el turismo ha mermado de gran manera por los conflictos bélicos propios y de fronteras cercanas, los nómadas reciben a los viajeros más valientes para servir de guías y el café es su carta de bienvenida y de muestra de hospitalidad.

Cada día, todas las familias preparan su café de una forma muy especial. Todo comienza con el tostado de los granos, que se hace en una gran sartén puesta en el fuego. Posteriormente, son molidos en un mortero de madera llamado mehbash, que posee un agujero en el centro. En él, la materia prima se muele rítmicamente, como una forma de avisar a quienes estén cerca que el café viene en camino. Una vez molido, se pone a hervir en agua y, al estar listo, se vuelve a hervir nuevamente añadiendo cardamomo, que le da un toque especiado único.

La bebida se vierte en una gran jarra, normalmente de plata, y comienza a servirse entre los presentes. El ritual indica que debe empezarse con la persona de mayor jerarquía, como muestra de respeto, o con el invitado especial, para luego seguir con la persona a su derecha, manteniendo ese orden.

Signo de confianza

Café Beduinos Jordania
El café debe beberse con la mano derecha según la tradición / Foto vía: LonelyPlanet

Para los beduinos, rechazar la primera taza es considerado una falta de respeto, por lo que es importante aceptarla y tomarla con la mano derecha. Esta sería la muestra inicial de amistad entre quien lo ofrece y quien lo recibe. Seguidamente, la segunda tiene un significado especial: representa el compromiso de proteger al otro. En tiempos antiguos, beber otra taza representaba resguardarse mutuamente ante ladrones y otros peligros del desierto. Por último, la tercera evoca la relajación y la tranquilidad. ¿Una cuarta taza? No debe aceptarse ni pedirse si es de la misma jarra, pues es visto como falta de cortesía y modales. En caso de desear más, deberá esperarse a que se prepare nuevamente.

Foto vía: 123rf.com - Café Beduinos Jordania
El café se sirve en grandes jarras de plata antes de repartirlo entre los presentes

Entre otros aspectos a considerar, normalmente hay pocas tazas, por lo que algunos deben esperar su turno. Sin embargo, esto no significa que deba beberse rápido, pues se valora que se disfrute y se consuma lentamente. Por otro lado, si luego de alguna no se desea más, se debe sacudir el recipiente y expresar gratitud.

En general, el café es parte infaltable de la historia y tradición jordana, siendo clave en encuentros, negocios y mucho más.

También le puede interesar: Personajes que se rindieron ante el café

Con información de LonelyPlanet y Visitjordania

Comments

comments