bichos
Taco de Lechón, confitado con guacamole y chapulines / Foto vía: Limosneros

Ciudad de México es una capital que, aparte de ser densamente poblada, cuenta con una amplísima y variada oferta gastronómica para todos los gustos, estilos y presupuestos. Hay restaurantes que dentro de sus opciones de platos ofrecen bichos, que varían dependiendo de la temporada.

Los insectos no son para nada desconocidos dentro de la comida de este país, pues han formado parte de ella desde la época prehispánica. A continuación, siete restaurantes –de los muchos que existen-, donde podrán comerlos en la capital azteca.

El Cardenal

bichos
Escamoles al epazote / Foto vía: El Cardenal

Es un sitio emblemático que abrió en 1969. Sus platillos hacen referencia a guisos tradicionales de casi todo el país que, servidos con distinción, representan dignamente su cocina popular.

A lo largo del año ofrecen como entrada escamoles al epazote (una planta medicinal). Conocido como el “caviar” mexicano, los escamoles, que es como denominan los huevecillos de las hormigas, figuran entre los insectos más caros gastronómicamente hablando.

Hay también “bichos” de temporada. Entre junio y julio tienen gusanos de maguey, la larva de una mariposa que crece en las hojas, pencas y raíces de esa planta. Se comen fritos.

Desde agosto y hasta octubre hay chinicuiles, otra larva que ataca al maguey en época de lluvia. Se consume frita, en tacos o en salsas rojas.

En la capital, hay sucursales de El Cardenal en el Centro Histórico, Lomas de Chapultepec, San Ángel y el Hotel Hilton.

Los Danzantes

bichos
Gusanos de maguey con queso fresco y guacamole / Foto vía: Los Danzantes

En Coayacán se encuentra este establecimiento, que desde 1995 fusiona el México antiguo con el contemporáneo en cada bocado de su propuesta, que con sus sabores transportan al comensal a cada rincón del país.

Cuando están de temporada, conseguirá escamoles, gusanos de maguey, chinicuiles, caracoles y hormigas chicatanas. Y durante todo el año ofrecen los famosos chapulines (saltamontes, grillos). Con este animal hay entradas varias. Una viene acompañada de queso fresco, guacamole y salsa de pasilla mixe (es un chile).

Otra opción es la llamada “tostada danzante”, una tortilla de maíz típica de Oaxaca, untada con asiento de cazuela y salsa de miltomate, cubierta con queso maduro de oveja, cotija y manchego, acompañada de un salteado de tomatillos, chapulines y un toque de pápalo (cilantro).

Testal

bichos
Tacos con chapulines / Foto vía: Testal

Esta opción culinaria, ubicada en pleno corazón del Centro Histórico, nació en 2015. La intención es rescatar la cocina mexicana de épocas remotas. Su menú es tan variado como sustancioso y consta de preparaciones como una cremosa sopa de chapulines molidos y tacos de este insecto con guacamole. También está la cazuela de escamoles guisados con epazote, bañados en salsa de pulque (bebida fermentada) o a la mantequilla; y gusanos de maguey salteados con chile Serrano y cebolla. Todas vienen con guarnición de guacamole.

Azul Restaurante

bichos
Guacamole copeteado con chapulines / Foto vía: Azul Restaurante

Creado en 1996, enfatiza su cocina en aquellos platos que no se conocen o que son poco comunes. Allí podrá conseguir una que otra preparación con bichos.

Entre las entradas para compartir hay guacamole copeteado con chapulines, acompañado con totopos (triangulitos de tortilla de maíz fritos o tostados) provenientes del Itsmo de Oaxaca. También hay cazuelita de escamoles salteados en epazote, servidos con guacamole y tortillas.

Tiene sedes en el Centro Histórico, Condesa y Ciudad Universitaria.

Limosneros

bichos
Cocopaches sobre ravioles de flor de calabaza y requesón, hongos y nuez / Foto vía: Limosneros

Es un lugar con historia y leyenda en el ámbito de la gastronomía mexicana. Fue inaugurado en 2012 y está ubicado en el corazón del Centro Histórico, sobre la calle de Allende, en una casa declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Al igual que los otros restaurantes mencionados, los platillos con insectos dependen de la temporada. Aquí podrá disfrutar de un taco de lechón confitado con guacamole y chapulines o periquitos.

Además, sirve los cocopaches (un tipo de chinche) sobre ravioles de flor de calabaza y requesón, hongo y nuez.

Pixza

bichos
Pizza de maíz azul con chapulines / Foto vía: Pixza

Si prefiere comer chapulines en versión pizza, en la calle Liverpool 162 encontrará un local que le caerá como anillo al dedo. ¿Su nombre? Pixza. En la denominada Chayito el insecto viene remojado en sal y limón.

El atractivo es que este lugar, según sus propietarios, es el único en el mundo en hacer pizzas de maíz azul.

Para la opción de los chapulines o cualquier otro tipo de pizza, lo primero que deberá escoger es la salsa. Luego, si la querrá con o sin queso y, por último, seleccionar hasta dos ingredientes.

La Cocina de San Juan

bichos
En la carta conseguirá taco de araña de maíz / Foto vía: La Cocina de San Juan

Si la idea es vivir otro tipo de experiencia, más allá de los chapulines, gusanos de maguey y escamoles -que allí también los encontrará-, este restaurante, ubicado en la segunda calle de Ernesto Pugibet, ofrece otras opciones exóticas.

Tacos de escorpiones, gusano blanco, araña de maíz, jumiles (chinche de árbol), hormigas, cocodrilo, búfalo y jabalí son apenas algunas de las tantas que aparecen en su menú.

Igualmente hay sopas, cazuelitas y hasta hamburguesas con varios de estos animales.

También le puede interesar: Alimentos mexicanos que te parecerán extraños

Comments

comments