taninos
taninos jugo de uvas

Los taninos son compuestos naturales que existen dentro de las pieles de uva, semillas y tallos. La palabra científica para estos compuestos es polifenoles. Los polifenoles se liberan de las pieles, semillas y tallos cuando se empapan en el jugo de uva, justo después de haber sido prensadas las uvas y son los que dan determinados vinos, tales como Cabernet Sauvignon, su característica de sequedad o astringencia. Se puede experimentar el efecto de los taninos en cualquier momento que se beba un vino que genere una sensación de sequedad en boca. Dependiendo de cuán seca se sienta la boca, se puede determinar si un vino es alto o bajo en taninos. Decimos que un vino con alto contenido de taninos es tánico.

¿De dónde vienen los taninos?

Lo que hace que un vino tenga taninos fuertes o débiles depende del tiempo en que el jugo de uva se reposa con las pieles, semillas y tallos después de que la uva ha sido prensada. Cuanto más tiempo las pieles, semillas y tallos pasen en remojo en el mismo jugo, características más tánicas se van a impartir. Esto explica por qué los vinos tintos tienen taninos más fuertes que los blancos. Cuando se produce un vino tinto, el enólogo quiere impartir más color dado por las pieles, añadiendo así más taninos al jugo. Además, mediante su presencia, se suma complejidad al vino. Los enólogos también aman los taninos porque funcionan como un antioxidante natural para proteger el vino. Esto es en realidad una razón clave por la que ciertos vinos tintos, incluyendo los cabernet sauvignon, pueden ser tan dignos de portar edad en tan buenas características de conservación. Y, como sabemos, los antioxidantes no son sólo útiles para ayudar a un caldo envejecer en óptimas condiciones; también tienen grandes beneficios para la salud de los seres humanos.

vino tinto
vino tinto

La única desventaja es que puede dar dolores de cabeza a algunas personas. Una buena manera de probar si usted es susceptible a los dolores de cabeza cuando en contacto con taninos, es determinar si sustancias similares que son altas en taninos, como el chocolate negro y té negro, le producen el mismo mismo efecto. Los dolores de cabeza por el consumo de taninos son poco comunes. Por lo general, dolor de cabeza luego de tomar vino es signo de haber tomado demasiado. Sin embargo, si no es el caso y es sensible a los taninos, opte por el vino blanco, que es muy bajo en taninos.

Comments

comments