postres con coco

Hay platos que apenas probarlos inmediatamente emocionan al reconocer los sabores propios y genuinos de la gastronomía venezolana. Ejemplo de ello son los postres con coco criollos, esos que evocan sensaciones que van más allá de hacer agua la boca. Le invitamos a disfrutar y abrir su apetito con este breve inventario de dulces en los cuales el fruto de la palma es el protagonista.

Majarete

postres con coco
Foto: Patricia Campos @la_ruralita

El majarete es uno de los postres con coco típicos de la gastronomía venezolana. Su sabor se funde en la tradición, pues ha pasado de generación en generación desde su creación en la época de la Colonia. Se trata de una suerte de flan cuya receta clásica está compuesta por coco, harina de maíz, azúcar, clavos de olor y canela.

Este postre, de sabores profundos, aunque puede comerse durante todo el año, es consumido tradicionalmente durante la Semana Santa y la Cuaresma. También es muy común dentro del menú culinario de las playas criollas; por ejemplo, es un dulce obligado y que se puede encontrar en venta durante todo el año en el pueblo de Choroní y en Ocumare de la Costa, en el estado Aragua.

Existe otro postre que podría decirse es primo hermano del majarete. Se trata del tequiche, hecho a base de maíz cariaco tostado, coco y papelón, y con la consistencia de un atol. Es típico del oriente venezolano, especialmente de la gastronomía de la isla de Margarita. 

Te puede interesar: Salsas con cardamomo para chuparse los dedos

Chivato de coco

Se trata de un dulce oriundo de las tierras de Cumaná, en el estado Sucre, de la época de la Colonia. Su consistencia es similar a un manjar o flan cremoso y está compuesto por una combinación de leche de coco y puré de auyama. Su receta y preparación son muy sencillas y es perfecto para complacer un antojo dulce o como postre para la merienda de la tarde.

Te puede interesar: Tentadores buñuelos de auyama

Besitos de coco

postres con coco

Se trata de una suerte de galleta suave, crujiente y cargada de sabor a coco, pues a la masa se le agrega tanto rallado como en trozos. Estos gustosos y tropicales bocados son muy típicos de la cultura gastronómica de Venezuela, Brasil, Colombia, Cuba y Puerto Rico.

En el caso de la tierra de Bolívar, es muy común encontrar los besitos de coco en las playas y pueblos costeros. Abundan en los estados Anzoátegui, Aragua, Miranda (Barlovento), Sucre, Vargas y Zulia, donde se acostumbra prepararlos con la pulpa de coco que sobra de extraer la leche.

Te puede interesar: Receta besitos de coco 

Conservas de coco

conservas de coco
Foto: Patricia Campos @la_ruralita

Entre los postres con coco venezolanos las conservas poseen un lugar especial dentro del repertorio de dulcería criolla. Pueden encontrarse en una variedad de colores, como blancas, rojas o las clásicas marrones. Estas últimas son conocidas también con el nombre de “cojitas”, y se dice que son originarias de la Caracas de antaño.

Refiere la leyenda que se les llama “cojitas” en honor a la mujer que las preparaba. Aparentemente, esta mujer vivía en las inmediaciones de la plaza España, en el centro de la ciudad, y allí preparaba las conservas que luego llevaba caminando hasta la Candelaría, donde las vendía. La mujer cojeaba de un pie, por lo que les acuñaron el apodo de “cojita” tanto a ella como a su dulce a base de coco, apio y papelón.

Te puede interesar: El maravilloso arte de desglasar como un chef

Arroz con coco

postres con coco

Arroz y coco, una mezcla sabrosa que forma parte del canon de recetas de diversos países, como Puerto Rico, Tailandia, Colombia, Indonesia, Malasia y Venezuela. En el caso de este último país, el arroz con coco es servido frío y es uno de los postres o dulces típicos. Es preparado con arroz blanco, leche de coco, papelón, canela y clavo de olor. Al igual que el majarete, es típico del menú de la Cuaresma y la Semana Santa. Puede encontrarse a las puertas de pueblos costeros a lo largo de toda la frontera litoral del país.

Te puede interesar: Chocolate con leche de coco, perfecto batido para el desayuno

Juan Sabroso

El Juan Sabroso es uno de los postres con coco que, aunque son típicos de la dulcería criolla, poco a poco fueron quedando en el olvido, hasta que las nuevas generaciones empezaron a retomar su sabor y hacerlo parte de sus recetarios. Se trata de una crema compuesta de leche de coco, batata blanca, panela o papelón y jengibre. Algunos suelen aromatizarlo con canela o clavos de olor.

Su origen se remonta a finales del siglo XIX, específicamente durante el gobierno del general Antonio Guzmán Blanco. En una oportunidad, el presidente ofrecía un banquete; su cocinero, el “negro Juan”, inventó de forma rápida el dulce. Tal fue el agrado del general al probarlo que le acuñó el nombre “Juan”, por el cocinero” y “Sabroso” por su agradable gusto.

Te puede interesar: Mitsuharu Tsumura, dos culturas para el éxito

Bienmesabe

bienmesabe postres con coco venezolanos
Bienmesabe con sorbete de coco y coronado con coquitos suaves acaramelados. Foto: Liliana Martínez @unapizcadelili

El gastrónomo venezolano Armando Scannone menciona que el bienmensabe es “un postre mantuano”, herencia de la conquista española en tierras criollas, que se “volvió mestizo en América y forma parte de los postres más auténticos de Venezuela”. Este postre, acogido y adoptado como nuestro, consiste en un bizcocho esponjoso y húmedo con sabor a coco y coronado con merengue espolvoreado con canela.

Cocada

El calor, el sol y la cocada van de la mano. Y es que esta refrescante bebida es típica de las costas venezolanas; de hecho, se cree que se originó en el oriente del país, más específicamente en la isla de Margarita, y se extendió a Puerto La Cruz y llegó finalmente a las costas del litoral central venezolano.

Tal y como su nombre lo indica, la cocada tiene como protagonista el coco, que se mezcla con leche, hielo y azúcar. Algunos optan por añadir un toque de canela y leche condensada. El resultado es una bebida densa, pero refrescante y con sabor tropical que cautiva en cada sorbo.

Te puede interesar: ¿Preparados? La vuelta al mundo en 10 postres

Comments

comments