Un dulce paseo oriental por los postres asiáticos Pastel de Luna

La exquisita y exótica gastronomía del cercano, mediano y lejano oriente cada vez es más apreciada por los paladares del mundo. En esta vasta extensión no solo se elabora un sinfín de deliciosos platos capaces de maravillar a cualquiera. Los postres asiáticos también son una excelente manifestación de las variadas culturas y sabores de este continente.

Cada preparación es una evocación de cada región, de su gusto y su respectiva pasión por los sabores dulces. La lista es simplemente infinita, pero aquí le traemos algunos, llenos de historia y tradición.

Postres asiáticos para viajar a través del gusto

Patbingsu

Patbingsu Un dulce paseo oriental por los postres asiático

Una de las opciones preferidas en Corea del Sur para los tiempos veraniegos por el frescor que aporta. Originalmente, en tiempos más antiguos, se componía sencillamente de hielo rallado acompañado de una crema dulce de judías adzuki (conocidas como pat), un tipo de legumbre roja cultivada en Asia.

En la actualidad este bocado se ha “modernizado”. Se le suele acompañar de helado de yogur, leche condensada, sirope de sabores frutales, trozos de tteok (pastel de arroz), frutas picadas como kiwi, fresas o cambur, gelatina y cereales. Las variedades de este postre que no contienen las mencionadas judías, se denominan únicamente bingsu.

Mochi

Mochi Un dulce paseo oriental por los postres asiático

Proveniente de Japón. Es un pastel de arroz glutinoso muy famoso en estas tierras. Anteriormente era preparado para ocasiones especiales o para celebrar el año nuevo, festividad en la que es tradicional. Sin embargo, con el pasar de los años se convirtió en un bocado insigne del pueblo nipón.

Se prepara dejando remojar el arroz por unas horas para cocinarlo y luego machacarlo. Posteriormente se moldea en forma esférica o rectangular. Pueden rellenarse con distintos ingredientes, bien sean dulces o salados, y teñirse con colorantes para hacerlos más llamativos.

Khanom Thungtag

Khanom Thungtag Un dulce paseo oriental por los postres asiático

Un clásico de la icónica gastronomía callejera de Tailandia. Es un tipo de crepes a base de harina de arroz que tienen gran semejanza con los tacos mexicanos por su forma de servirlos.

Se rellenan habitualmente con crema de coco junto a una gran variedad de acompañantes dulces o salados. Entre estos últimos resaltan las tiras de huevo frito y cebollas picadas.

Yuèbǐng

Yuèbǐng Un dulce paseo oriental por los postres asiático

El conocido pastel de luna chino. Este se consume con mayor frecuencia durante las ceremonias relacionadas con la Fiesta del Medio Otoño, una de las más importantes de China. Dicha celebración se centra en la luna, y estos pasteles forman parte de la fiesta.

Se pueden preparar redondos o cuadrados, con unos 10 centímetros de diámetro y aproximadamente la mitad de espesor. La capa de masa es fina y puede portar varios rellenos, entre los que resaltan una pasta de semillas de loto o huevos cocidos. Es fiel acompañante del té y se dice que regalarlo a los seres queridos atrae la armonía y la longevidad.

Ras Malai

Ras Malai Un dulce paseo oriental por los postres asiático

De los postres asiáticos que destacan en India. Son bolas de queso cuajado tipo chenna, muy típico de la región, que se remojan en jarabe de azúcar o leche y se sazonan con azafrán o cardarmomo. Al momento de servirse, se acompañan con pistachos, almendras y frutos secos. Algunos asemejan su sabor al de un cheesecake.

Ube halaya

Ube Halaya Un dulce paseo oriental por los postres asiático

Un deleite para los filipinos. Es una especia de gelatina hecha con un puré de ñame morado, una variedad asiática del tubérculo. Se prepara añadiendo leche condensada y coco rallado para resaltar el dulzor de la receta.

Este a su vez se aplica en otros dulces como pasteles o helados.

Bánh Chuối Nướng

Un dulce paseo oriental por los postres asiático
Vía Youtube

Un pastel a base de pan y plátano que deleita paladares en Vietnam. Se prepara dejando remojar trozos de pan en leche de coco para luego unirlo a trozos del amarillo fruto. Se lleva al horno y resulta un buen platillo para cualquier hora.

Estos postres asiáticos son solo una muestra del lado dulce que estas magnificas culturas pueden ofrecer.

También le puede interesar:  ¡Tiene que probarlos! Dulces típicos de Turquía

Comments

comments