peixinhos tempura

Los alimentos tempurizados son notablemente relacionados con la cultura asiática, específicamente la japonesa. Los vegetales y frutos del mar son los principales protagonistas de este peculiar proceso, en el que se sumergen piezas enteras o troceadas dentro de una mezcla de maravillosos ingredientes, que luego se fríen y se comen calientes.

Verdaderos manjares son los que surgen de esta espectacular técnica de cocción que, aunque sea difícil de creer, no fue inventada por nipones ni por otra nación de Oriente. La tempura existía hace más de cinco siglos en el Viejo Mundo, como parte de una preparación típica de origen portugués. Esta llamada peixinhos da horta, que en español significa literalmente “pececitos de la huerta”, consiste en vainitas o judías pasadas por una especie de masa líquida y luego fritas en aceite, que se comen solas o como guarnición.

La palabra tempura

peixinhos da horta tempura
Peixinhos da horta – Foto: Archivo

Su nombre nace de la forma que adquieren las vainitas luego de freírlas, la cual hace alusión a sardinas o anguilas fritas alargadas y por el color dorado que obtienen, producto de la fritura. De hecho, esta preparación surgió como una opción durante los días de pascua, en los que estaba prohibido el consumo de carne por la Iglesia católica. A la gente no le quedaba otra que ingeniárselas con los frutos de la tierra y así fue como surgió este plato, que hasta la fecha sigue siendo adorado fielmente por los portugueses de todo el mundo.

Precisamente, la palabra tempura viene del latín “tempora”, término que hace alusión a los tiempos de ayuno. En el portugués, “tempero” significa precisamente condimento o aliño. Tal nombre fue atribuido a esta cubierta líquida y espesa a base de huevos, líquidos y harina de trigo que cubre los peixinhos da horta, que a fin de cuentas es el toque diferente y llamativo que tiene el plato y fue lo que terminó enamorando a los japoneses.

peixinhos tempura
Peixinhos da horta – Foto: Archivo

Pero ¿cómo llegaron los peixinhos a Japón?

Evidentemente, no fue nadando, pero sí sobre el mar. Según la BBC, en 1543, un barco chino con tres marineros portugueses a bordo tenía a Macao como destino, pero terminó arribando a la isla japonesa de Tanegashima.

Los tres marinos eran Antonio da Mota, Francisco Zeimoto y Antonio Peixoto, recordados como los primeros europeos en pisar suelo japonés. Fueron tratados como unos bárbaros marginales que, a fin de cuentas, terminaron supliendo a los orientales en rubros como armas de fuego, jabón, tabaco e, incluso, recetas. Entre ellas estaban estas vainitas que fueron adoptadas y ampliamente perfeccionadas por los nativos, tanto que muchos otros alimentos comenzaron a ser objeto del proceso de tempurizado.

peixinho tempura
Tempuras de vegetales – Foto: Archivo

Dicen expertos como el chef Kiyoshi Chikano, encargado del único restaurante dedicado a las tempura que ha logrado una estrella Michelin en Estados Unidos, que el auge de estas preparaciones se dio durante el período Edo, época en la cual los camarones abundaban en la bahía de Tokio y se comenzó a utilizar la tempura para cocinarlos.

Es así como, sorpresivamente, queda aclarado que fueron los lusitanos quienes inicialmente desarrollaron esta preparación, luego acogida y mejorada por los asiáticos, pero que, sin duda alguna, sabe a gloria sin importar dónde se prepare, siempre y cuando se haga con cariño y dedicación.

También le puede interesar: Berenjenas al horno en salsa yogur

 

Comments

comments