mermelada

La mermelada de café presenta un sabor dulce, intenso con pequeños destellos amargos gracias al café y un aroma exquisito. En esta ocasión esta receta puede parecer algo chiflada, pero en realidad combina muy bien los sabores. Esta mermelada permitirá a todas las personas intolerantes a esta infusión tener un condimento energético y aromático para empezar el día con fuerza y ganas.

Esta exquisita preparación va muy bien combinado con helado, chocolate, galletas, bizcochos, tartas y cualquier otra cosa que puedas imaginar. Resulta ideal para disfrutarla en el desayuno, en la merienda o incluso para acompañar y dar un sabor especial a cualquier plato de comida. Esta receta con café se volverá parte de tus favoritas. Es muy sencilla y rica gracias a ese toque de café. Totalmente recomendable. ¿Te animas con esta mermelada de manzana y café? A continuación la receta:

mermeladaMermelada de café casera

Ingredientes

  • 1 kg de manzanas, peladas y cortadas en rodajas finas
  • 700 gr de azúcar
  • 50 ml de coñac
  • 180 ml de café
  • El jugo de un limón y la piel rallada

 

Preparación

  • En una cacerola colocar las manzanas, el azúcar, el café, la ralladura y el zumo de limón. Llevar al fuego y remover. Dejar unos 20 minutos, hasta que veamos que la manzana está cocida y ha espesado suficiente la mermelada, hay que procurar continuar removiendo muy a menudo para que no se pegue.
  • Por último añadir el coñac y dejar 2-3 minutos más. Si la manzana queda demasiado entera podemos triturarla un poco con la batidora. Si la vemos muy líquida podemos dejarla unos minutos más al fuego.
  • Verter en frascos de vidrio previamente esterilizados con 5 minutos de hervor. Cerrarlos bien y colocarlos boca abajo para que hagan el vacío. ¡Buen provecho!

También te puede interesar: Deliciosa gelatina de café

Comments

comments