Massimo Bottura abrirá una posada en Modena
Foto vía expansión.com

Conseguir el éxito en el mundo de la gastronomía puede suponer un camino largo y complicado. Para toda la nueva generación de cocineros, el reconocido chef Massimo Bottura contó su historia y compartió un consejo para lograr grandes cosas.

A través de Turnig the Tables, encuentros digitales entre profesionales de la gastronomía, el italiano reveló intimidades de sus inicios en el área y cómo alcanzó todo lo hecho hasta ahora.

Actualmente, Bottura es de los chefs más respetados del mundo. Su restaurante Osteria Francescana (Módena, Italia), ocupó en dos oportunidades (2016 y 2018), el puesto número uno en el ranking The World’s 50 Best Restaurants. Además, es reconocido por dirigir múltiples proyectos, como su fundación Food for Soul, o por su participación en la serie documental Chef’s Table.

Sin embargo, no todo ha sido fácil en su trayectoria. Explica que, antes de emprender su propio camino, pasó más de 10 años de aprendizajes en diferentes lugares y con chefs de renombre. “Fue aprender, aprender, aprender y aprender”, dice en la conferencia.

De espíritu valiente

El italiano logró superar los problemas iniciales de su carrera / Foto vía: Eater.com

Fue en 1995 cuando todo empezó a cambiar. Una llamada de su hermano le hizo saber que, en Módena, su amado pueblo, estaba un restaurante a la venta. Así, sin pensarlo mucho, convenció a Lara Gilmore, su esposa, de animarse en la nueva aventura.

En primer lugar, la experiencia fue complicada. “El primer año sufrimos mucho. La gente en un pueblo tan pequeño como Módena no entendía lo que estábamos haciendo (en la cocina). Pensaban que estaba loco”, explica. En aquellos tiempos, todos los comentarios que recibía eran negativas, “era lo peor que podían imaginar”.

Sin embargo, resalta la importancia de creer en sí mismo. “Estaba muy seguro de lo que hacía. Cada plato tenía un concepto muy claro pero la gente no tenía oídos para nosotros”, dice. Todo cambió cuando “por suerte”, las principales guías gastronómicas llegaron a Osteria Francescana, lo cual le dio un impulso al local.

Mi consejo para ustedes (chefs jóvenes) es que solo den el salto. Solo háganlo”, finaliza Massimo Bottura, quien asegura que su vida cambió cuando “dejó la puerta abierta a lo inesperado”.

También le puede interesar: Ferran Adrià y Joan Roca y lo que vendrá para el sector culinario

Comments

comments