Los hermanos Berezutsky en Madrid Fusión
Los hermanos Berezutsky en el auditorio de Madrid Fusión / Foto: Carlos Aranguren

Madrid Fusión tiene tantas experiencias y crónicas como personas van viviendo el congreso. Esta crónica es fruto únicamente de la vivencia de quien escribe. Es tan inabarcable el congreso gastronómico, que difícil es coincidir en una jornada idéntica con cualquier otra persona. Y en esta ocasión, más.

Cata de papas en el stand de Tenerife / foto: Carlos Aranguren

Madrid Fusión, que ha alcanzado este año la mayoría de edad, estrena nueva (y definitiva) localización en el pabellón 14 de IFEMA. Dividido en dos plantas, tiene una superficie muy superior que en su anterior emplazamiento en el Palacio de Congresos.

En la planta inferior, entre stands diversos, se halla emplazado el escenario polivalente. La jornada del lunes se han dado cita ponencias como la de la Fran Vicente y la vida sin gluten, el Concurso de Bocados con Queso con jurados de excepción como Martín Berasategi, el Concurso de Bocadillos de Autor presentado por el periodista Pedro G. Mocholí, o el Premio al Pastelero Revelación con presidencia del jurado por parte de Paco Torreblanca.

Respecto a anteriores ediciones, en el escenario polivalente, nada nuevo bajo el sol.

Un pabellón de dos plantas

Al revés que sucedía en el Palacio de Congresos, el auditorio principal se encuentra ahora en la planta superior. Y aquí es, donde, quizás se pincha un poco.  Aunque han logrado preservarlo al máximo de ruidos externos, no es un espacio aislado. Además, los asientos distan mucho de la comodidad que tenían las butacas del auditorio de otros años.  La programación incluía nombres conocidos como Josean Alija, los rusos Ivan y Sergei Berezutsky, el australiano Josh Niland con su maduración de pescados o Joan Roca hablando de cocina sostenible.

Llamativa la intervención de Guillaume Sánchez (por llamarla de alguna manera), enfant terrible de la cocina francesa, que dejó al público algo descolocado por su falta de contenido.

Carlos y Lucas Gamonal ofrecen un show cooking en el stand de Tenerife / foto: Carlos Aranguren

Tras el descanso para el almuerzo, intervino Mario Sandoval con su ponencia sobre emulsiones inéditas (no vista por quien escribe estas líneas). Después de Sandoval, la que creo que hubiera podido ser la joya de la corona de haberse desarrollado con más tiempo y sin percances audiovisuales. Inteligencia Artificial y Cocina: estreno mundial. Una ponencia a cuatro voces, que contó con las intervenciones de Dabiz Muñoz (Diverxo), Fernando Sáez (Obrador Grate y heladería Della Sera) y dos representantes de I+DEA Siro Foods Esta última, es una empresa que ha desarrollado una herramienta de inteligencia artificial. Con ella pretende saber, en tiempo casi real, cuáles son las tendencias gastronómicas de próxima aparición.

Hay vida más allá de los escenarios

El Cabildo de Tenerife está empeñado en dar a conocer las bondades culinarias de la isla. Por ello invierten con recursos financieros y humanos en la promoción tinerfeña por doquier.

Este año presente en Madrid Fusión, con un despliegue de medios importantes, tiene distintas actividades para todos los gustos. El lunes desfilaron por el stand de Tenerife distintos protagonistas.

Muy interesante el show cooking propuesto por Carlos y Lucas Gamonal, padre e hijo cocineros de la isla, que ofrecieron un puchero canario ligero, digestivo y delicioso que consta de 11 vegetales (incluidos sabores dulces como la pera, la batata y el maíz) y distintas carnes. Al parecer, comercializan con gran éxito este puchero envasado al vacío. Se sirve con unos minutos menos de cocción para que el cliente pueda rematarlo en casa. Además, presentaron un foie-gras azul que maceran en vino tinerfeño durante cinco días, de ahí su curiosa tonalidad.

Puchero canario / Foto: Carlos Aranguren

En el mismo espacio se ofreció anteriormente un desayuno de pastor a cargo del chef Braulio Simancas. SImancas repitió protagonismo a la tarde con una ponencia sobre mojos en la sala polivalente.

Además, las papas canarias también tuvieron su espacio en una cata que mostró diferentes variedades cultivadas en Tenerife.

También le puede interesar: Jorge Pastor desvela las claves del pan saludable

Comments

comments