Beaujolais
Vino

Los vinos Beaujolais son clásicos de los bistró, mostrándose frutales, generosos y fáciles de beber. Estos caldos, con una estirpe vinícola de más de cincuenta años, se ha consagrado como uno de los más famosos de Francia. Su popularidad se ha proliferado y cautivado a más de un amante del vino; Japón y China encabezan la lista de amantes foráneos de Beaujolais.

La uva gamay es la encargada de producir estos generosos caldos. Se trata de una cepa tinta de mosto blanco y baja en tanicidad. Estos vinos tienen la particularidad de ser lanzada a la venta el mismo año de su cosecha; liberándose el tercer jueves de noviembre.

Estos vinos son cosechados e introducidos en las cubas, con todo y tallo. Las uvas no son aplastadas, sino apiladas. Las cubas son selladas y se llenan con dióxido de carbono. Luego de escasas semanas de maceración, el caldo es embotellado, etiquetado y listo para la venta.

Clasificación de los vinos Beaujolais

Hoy día existen 12 Apelaciones de Origen Controlado; éstas AOC se clasifican, a su vez, en tres grandes grupos: de menor a mayor calidad, Beaujolais Nouveau, vinos tradicionales Beaujolais Supérieur y Beaujolais-Villages y los grand cruz.

Notas de cata

Estos vinos destacan por su agradable sabor afrutado y su bajo contenido de taninos. En boca se muestra con notas a frutos rojos, como fresas, grosellas y cerezas. Poseen un delicado bouquet que, en nariz, resulta como un bálsamo. Destacan los aromas a frutas frescas y rojas.

Los vinos Beaujolais debes beberse jóvenes. Ideales ser servidos fríos, específicamente en una temperatura que oscile los 12 grados. Armoniza muy bien con un atún bien especiado o con un salmón a la plancha.

Comments

comments