bogedas en ribera del duero

España es conocido por ser un país donde la buena mesa está presente. Solo basta con dar una mirada a la colección de restaurantes con las prestigiosas estrellas Michelin que posee el país ibérico, para saber por qué goza de tanto prestigio culinario. Dicha afamada reputación también se extiende a su oferta vinícola, tanto en caldos como en bodegas que invitan a hacer turismo enológico por ellas.

A lo largo de España pueden encontrarse alrededor de 950.000 hectáreas de viñedos, siendo la comunidad autónoma de Castilla y León la que posee más denominaciones de origen, para un total de 6. Una de ellas es la Ribera del Duero; allí pueden encontrarse cerca de 200 bodegas donde se cosechan, principalmente, Malbec, Merlot, Tempranillo y Cabernet Sauvignon.

Si usted es un amante del turismo enológico, le invitamos a sumergirse en este recorrido por cuatro hermosas bodegas en Ribera del Duero. Todas tienen un punto que les hace destacar, ya sea por la calidad de sus vinos, por la propia bodega o por el hospedaje de ensueño que ofrecen.

Bodegas en Ribera del Duero: Abadía Retuerta LeDomaine

bodegas en Ribera del duero
Exterior del hotel. Foto: Margarita Escandell (Trivago)

Se trata de una de las más grandes y hermosas bodegas en esa localidad, siendo sus principales marcas Abadía Retuerta Selección Especial, Le Domaine y Pago Negralada. La vinoteca ofrece un espacio tranquilo y acogedor, armonizado con la oferta culinaria del restaurante Refectorio, que ostenta una estrella Michelin. Además, brinda a sus visitantes un hospedaje de lujo en su hotel, ubicado en la antigua Abadía de Santa María de Retuerta, erigida durante siglo XII, una de las más importantes de la región.

Bodega Arzuaga Navarro

La carretera que une Soria con Valladolid, en Castilla y León (España), es adornada por los sublimes paisajes que ofrece la bodega Arzuaga. Su edificación de piedra evoca un aire monástico con sus arcadas, torres a los lados y, en el centro, un campanario. Además de contar con hotel y restaurante, Arzuaga Navarro ofrece diferentes actividades que rinden culto al enoturismo orientado a expertos, conocedores y aficionados. Entre los vinos emblemáticos de este wineceller está Arzuaga Crianza, Arzuaga Reserva, Arzuaga Gran Reserva y Amaya Arzuaga.

Valduero

Sin lugar a dudas, esta es una de las bodegas en Ribera del Duero más bonitas. Su creación data del año 1984, en el pequeño pueblo burgalés Gumiel de Mercado. Los visitantes pueden disfrutar de un tour por la cueva, a unos 20 metros de profundidad, donde la humedad, temperatura y silencio auspician el entorno perfecto para la crianza de vinos en barricas. También podrán disfrutar de tours por los viñedos, de 200 hectáreas, o las bóvedas, que poseen un diseño vanguardista y moderno que compagina con la sostenibilidad y preservación de la alta calidad de los caldos. Sus vinos estrellas son Viadero Albillo, Valduero Reserva, Valduero Una Cepa y Valduero 6 años.

Bodega Emina

De todas las bodegas en Ribera del Duero, Emina es una de las más completas. Posee un museo del vino, para venerar, disfrutar y aprender más de las delicias del dios Baco; hotel, con aire campestre; y ofrecen, además, degustaciones, recorridos por los viñedos, catas y hasta un viaje en helicóptero para admirar desde el cielo la grandeza de esta región vinícola ibérica. Sus principales vinos son Emina Reserva, Matarromera Reserva y Matarromera Pago de las Solanas.

Te puede interesar: Los mejores hoteles enológicos de España y Portugal

Comments

comments