Gazpachos de fruta: fresa

El gazpacho es uno de los platos españoles favoritos de la época de calor. Es el predilecto en las terrazas madrileñas, durante la primavera y el verano. Es por esto que cada vez más restaurantes buscan sus sello original con estas recetas, nuevos sabores y colores que refresquen ante las altas temperaturas. Así, los gazpachos de frutas han cobrado cada vez más auge en las ciudades españolas.

Más calor, más gazpacho

Gazpacho de melocotón y fresas

Las fresas, el melocotón, las sandías o las cerezas son los ingredientes más utilizados para este plato que tiene su origen en el siglo I a. C., cuando era “la comida de los residuos” para los más humildes. La receta original incluye tomate, pepino, pimiento, cebolla, ajo, aceite y sal. Para otras preparaciones de esta sopa fría se agregan vinagre y pan duro. Ahora, la fruta le aporta más frescura y dulzor.

El agua de los vegetales y frutos no solo palia la pérdida de líquidos y minerales a través de la sudoración, sino también el que pierden las personas alérgicas al polen a través de las lágrimas y la mucosidad, de acuerdo con expertos.

Asimismo, las vitaminas más frecuentes en las frutas y verduras de primavera son la vitamina A y betacarotenos (antioxidantes, protegen la piel del sol y mejoran los síntomas de las alergias), vitaminas del grupo B (intervienen en el funcionamiento del sistema nervioso y del cerebro, ayudan a la regeneración de tejidos, reducen el estrés y mejoran la memoria y la concentración) y vitamina C (muy importante su papel en la absorción del hierro).

Las frutas, además, no solo sirven para hacer gazpachos sino sus distintas versiones, que cambian de acuerdo a la región, como los salmorejos o los ajoblancos.

Un festín de frutas y verduras

Gazpacho de manzana

Ya son varios los chefs Michelin -Quique Dacosta, Manu Urbano, entre otros- que se han unido a estas variaciones. Algunos con gran éxito como el gazpacho de melocotón de Jordi Cruz o el gazpacho de fresa con albahaca y cerdo de Daniel Humm.

Para ello aprovechan que en primavera destacan frutos de temporada como nísperos, fresas, fresones, naranjas, limones, pomelos, kiwis, cerezas. En verano empiezan a brotar también melones, sandías, melocotones, albaricoques y ciruelas, que pueden ser utilizados en los gazpachos frutales.

Las combinaciones entre frutas y verduras, además, aseguran un platillo perfecto para acompañar una comida, o como principal en el almuerzo. Por ejemplo, fresas con pepino y pimiento que hacen un balance de sabores entre lo ácido y lo refrescante.

Los chefs explican que para prepararlo solo hay mezclar bien los ingredientes hasta lograr una crema homogénea, no muy líquida ni muy espesa, de forma que se pueda beber o comer con cuchara. Sobre esta mezcla, algunos suelen agregar pétalos de flores y toques de salsa como de perejil o albahaca y así refrescar más el platillo.

También puede interesarte: 10 terrazas top de verano en Madrid

@Patifini

Comments

comments