En Argentina, el fernet es un licor que se ve en todo tipo de ocasiones. Los jóvenes son fanáticos indudables del fernet con Coca-Cola. Lo piden mucho en clubes nocturnos y en bares. Nadie en Argentina se atreve a organizar una parrilla, o asados como allá los llaman, sin fernet a la vista. En los años 90 el fernet logró ganarse hasta el nombre de una canción “Fernet con cola”.

Los orígenes del fernet

El consumo de esta bebida en Argentina es el más alto en el mundo. Sin embargo, esta bebida amarga se originó en Italia en los años 1800, país del que más de la mitad de los argentinos aseguran provenir ancestralmente. Aunque este licor es realmente popular en Argentina, en el resto del mundo pasa desapercibido. Lo vemos en uno que otro lugar, pero realmente no es muy conocido. Esta bebida habrá aparecido un par de veces en escenas de Los Sopranos. Más allá de esto, hay que destacar que en Estados Unidos la bebida se ve cada vez más. Es cada vez más común en ciudades como San Francisco.

Para la persona que está probando el fernet por primera vez, es fácil que se confunda por su sabor a regaliz negro. Esta fuerte es fuerte. Está hecha con hierbas y amargos, y aunque al beberla se siente suave, tiene un sabor remanente intenso. El beber este licor es, como todos la suelen describir, un gusto adquirido. Sin embargo, en argentina nadie duda en beberla. Es una bebida que se consume regularmente y nadie se siente mal al respecto. Ellos afirman que el fernet es una bebida sin resaca. De hecho, algunos dicen que es la cura para la resaca.

Una receta clandestina

La realidad es que muy pocas personas saben la receta del fernet. Esta se mantiene como un secreto. El Fernet-Branca italiano es la marca más popular y sus productores son realmente discretos sobre sus métodos de preparación. Algunos de los ingredientes son fáciles de adivinar al probar el fernet, como las uvas, el rubarbo, la manzanilla y el ginseng. Pero se rumorea que este licor requiere de más de 20 hierbas para su preparación. Adicionalmente, cada marca tiene su receta única. La combinación de hierbas de esta bebida ayuda a la digestión y a limpiar nuestro sistema. Por eso suele beberse como un digestivo luego de la cena.

Para los que tengan miedo a los nuevos sabores, el fernet tiene un gran parecido con el Jaegermeister, un licor alemán muy reconocido. Los sabores se asemejan bastante.

Comments

comments