estilos de cerveza

Los estilos de cerveza se engloban, principalmente, en dos grupos: ale, con fermentación alta y rápida, con temperaturas de 60 °F-75 °F, y las lager, con fermentación baja y que se reposan más tiempo para dar como resultado bebidas con menos rango de sabores y aromas. A continuación, un vademécum con algunas de las variedades más populares.

Estilos de cerveza tipo ale: brown ale

Esta versión de algunas ales provenientes del norte de Inglaterra es ampliamente conocida. Se consigue a partir de la fermentación de levadura ale y maltas con un tostado medio. Este último ingrediente juega un papel fundamental en el sabor dulce, con terminación seca y notas que evocan el chocolate y el caramelo. Su gama cromática va desde un color ámbar profundo hasta marrón.

Dependiendo de la región donde se produzcan, en boca las brown ales tienen un sabor que las distingue. Por ejemplo, las producidas al norte de Inglaterra se muestran fuertes y bastante malteadas; mientras que las oriundas de la parte meridional del país británico poseen una menor graduación alcohólica, con sabores a nuez y mucho más dulces. En el caso de las brown ales americanas, son más secas que sus primas europeas. Además, poseen un cuerpo medio a causa de las diversos tipos de lúpulo americano.

Indian pale ale (IPA)

Este estilo debe su nombre a los viajes que realizaban los británicos a India Oriental, durante 1790. En las largas travesías, la cerveza se estropeaba a causa del clima cálido. Después de sumar esfuerzos, cerveceros británicos encontraron una fórmula que permitía a la bebida conservarse por mucho más tiempo. Actualmente, se produce en todo el mundo, sobre todo en Brasil y Estados Unidos.

La Indian pale ale, también conocida como IPA, se caracteriza por poseer alta fermentación, elevada graduación alcohólica y una carga considerable de lúpulo. Este último componente es determinante en el sabor amargo y los matices particulares de la bebida. En vista se muestra con un color anaranjado pálido, similar al ámbar. Para apreciarla bien es preferible hacerlo cuando está bien fresca (entre 8 y 13 grados centígrados), pero no helada.

Stout

Se trata de una cerveza bastante oscura, cremosa y con sabor tostado, oriunda de las islas británicas. Dentro de la categoría de las stout están las que van desde las más dulces a las más amargas, con toques predominantes de café o chocolate amargo. Su nivel de alcohol varía dependiendo del tipo, las hay desde 3.5 hasta los 10 grados.

Destacan: english stout, más dulces que las irlandesas; american stout, con mayor cantidad de lúpulo; dry irish stout, más oscuras y de sabores más fuertes; scottish stout, más dulces que las irlandesas y producidas en Escocia; cream stout, más espumosas y cremosas, y sweet stout, con excesivo dulzor.

Estilos de cerveza tipo lager: Viena

Dentro de las lager, la Viena destaca por su color café claro, sabor y aroma a lúpulo equilibrado y notas de caramelo. Debe su nombre a la capital austríaca, lugar donde se inventó, en 1841. Para su preparación se emplea un lúpulo sutil, sin aromas o amargor exagerado. Esto da como resultado una bebida con un retrogusto dulce.

Pilsner

Esta cerveza nació durante el siglo XIX en la ciudad de Pilsen, dentro del imperio austrohúngaro (hoy conocido como República Checa). También se conoce con el nombre de pilsener; es de baja fermentación y está compuesta por maltas de Moravia, agua de baja dureza y lúpulo checo de Zatec. Su contenido alcohólico oscila entre los 3 y 5 grados, por eso es muy ligera en boca y fácil de beber. Su color va de dorado pálido a intenso.

Te puede interesar: Los cocteles y sus clasificaciones, ¡interesante!

Comments

comments