Gastronomía hindú
Foto: Archivo

La cocina hindú es capaz de mezclar en sus preparaciones todo tipo de especias hasta llegar a conquistar los paladares más exigentes. No hay una receta donde no se usen, ya no una, sino varias, dando lugar a platos realmente aromáticos y sabrosos.

Conozca algunas de las más utilizadas.

Garam masala

Gastronomía hindú
Foto: Archivo

Esta mixtura es una de las más comunes en el norte de la India. Se elabora con canela, clavo de olor, nuez moscada, cardamomo y pimienta negra. Otras gastronomías vecinas suelen agregarle chile para hacerla más fogosa y también le pueden incorporar semillas de sésamo y laurel.

Se emplea en casi todas las comidas del país asiático (pollo, cordero, arroz, alubias e incluso mejillones).

Panch Phoron

Gastronomía hindú
Foto: Archivo

Combina cinco condimentos en la misma proporción: alholva o fenogreco, comino, hinojo, mostaza y neguilla (también llamada nigella, kalonji o semillas de cebolla negra). Incluye los sabores: amargo, dulce, afrutado e intenso. Su principal aplicación es a la hora de calentar el ghee, aceite o grasa en el que se va a cocinar y de este se desprende su exquisito aroma.

Puede elaborarla usted mismo al unir todas estas especias en partes iguales o comprarla ya preparada.

¡Más que un condimento… una fascinación!

Semillas de cilantro

Gastronomía hindú
Foto: Archivo

¡Imprescindible en India y Medio Oriente! Son de color marrón amarillento y su textura es más sutil que el de las hojas de la planta. Tienen toques cítricos, son un poco picante, dulces y perfumadas.

En India es bastante común secar y tostar estos frutos para realzar sus sabores. Se emplean sobre todo en pastas de curry, para elaborar pickles, samosas o en un té. Lo recomendable es comprarlas enteras y moler la cantidad que se necesita, que siempre será pequeña.

¿Un dato? Son buenas para el sistema digestivo, reducen los gases, estimulan el apetito y fomentan la secreción de jugos gástricos.

Cúrcuma

Gastronomía hindú
Foto: Archivo

Tiene un color amarillo dorado que hace de ella un condimento perfectamente identificable. Se trata de una raíz desecada que no se debería combinar con verduras verdes ya que las tiñe de gris. Posee un sabor intenso, algo amargo y picante que a algunos les recuerda a la mostaza.

Por si fuera poco, la cúrcuma tiene efectos contra el cáncer de mamas, piel, duodeno y colon. También ha sido utilizada por siglos en la medicina tradicional china para tratamientos antidepresivos psicológicos o afectivos.

Semillas de comino

Gastronomía hindú
Foto: Archivo

Una especia que no pasa desapercibida… En la India se emplea en la mayoría de los platos y se usan las semillas, ya sea enteras (fritas previamente en aceite) o molidas (en cuyo caso conviene tostarlas para conseguir un gusto ahumado).

Es perfecta para condimentar carnes, sopas, panes, verduras, quesos y casi cualquier alimento al que pueda agregársele una especia. De hecho, en la antigua Grecia se colocaba en las mesas, junto al salero y al pimentero.

¡Importante! No debe abusar de las cantidades, ya que es fuerte y amarga.

Cardamomo

Gastronomía hindú
Foto: Archivo

El cardamomo suele emplearse para aromatizar alimentos líquidos o guisos. Es muy popular en la cocina hindú y asiática. Ha sido considerado como una de las especias más preciadas y caras del mundo. Además, en la medicina hindú se emplea para aliviar el dolor de cabeza y las náuseas.

Estas seis especias le aportan un sabor y olor único a los platillos, tome nota e inclúyalas en su estante de condimentos. Eso sí, trate de utilizar siempre la cantidad determinada y en dosis pequeñas, ya que de otra manera podría sobrecargar su receta.

 

También te puede interesar:  Hershey’s sorprende con nuevo sabor ¡sin chocolate!

Comments

comments