aceite de oliva

Un insumo infaltable en las despensas de España, Italia y Portugal, así como de otros rincones del mundo. El aceite de oliva es un gran ingrediente para aderezar las comidas y aportarle su gusto particular. Debido a la inmensa variedad que puede conseguirse de este producto, determinar cuál escoger puede ser una tarea complicada; sin embargo, algunos consejos pueden aclarar dudas sobre ello.

Al igual que sucede con el vino, por ejemplo, no todos los aceites derivados de los diferentes tipos de aceitunas son iguales. Cada uno puede presentar un espíritu y una calidad distinta, que es lo que hace a los compradores preguntarse cuál deben llevar a casa.

En primer lugar, siempre es importante optar por un extra virgen, lo que se puede entender como el primer indicativo de buenas características. Según Hacienda Guzmán, productora española del insumo, para estar en esta categoría el aceite “debe provenir directamente de aceitunas sanas y en perfecto estado de maduración. Debe ser obtenido mediante procedimientos mecánicos exclusivamente; su grado de acidez no puede superar los 0,8 gramos por cada 100; la extracción del zumo de la aceituna se llevará a cabo en frío (a menos de 27 ºC). Además, no puede presentar defectos organolépticos o químicos”.

Aunque esto ya advierta que es posible que sea muy bueno, no es totalmente determinante para establecer su calidad. Por ende, se debe recurrir a otros aspectos para poder prever los atributos de un aceite.

Una guía para seleccionar el mejor

¿Cómo escoger un aceite de oliva?
Aunque pueda haber factores para determinar la calidad del aceite aceite de oliva, lo mejor es animarse a probarlo para saber si se adapta al gusto personal

El color no lo es todo

Popularmente se tiende a creer que la tonalidad del aceite de oliva puede servir para prever su calidad, pero esto no es así. Incluso, durante catas profesionales o concursos, los especialistas suelen degustarlo en vasos de color azul para no verse influenciados por el color.

De esta forma, no importa lo atractivo que se pueda ver el verde o amarillo intenso del producto, no hay que dejarse llevar por ello.

Nunca turbio

Siguiendo sobre su aspecto, lo que sí es importante notar antes de comprarlo es la claridad. Un buen aceite se caracteriza por ser transparente, brillante y nítido.

El caso contrario del vino

Sobre la bebida a base de uvas se dice, en algunos casos específicos, que mejora con los años. Con el producto de aceituna ocurre totalmente lo contrario. Al revisar los varios recipientes de aceites en la tienda, lo ideal es buscar el que haya sido producido más recientemente, pues tendrá mejores cualidades.

El lugar de origen, algo a tomar en cuenta

Al igual que con otros productos, algunos aceites de oliva extra virgen también cuentan con Denominación de Origen Protegido (DOP) o Indicación Geográfica (IG). Debido a que provienen de zonas donde su elaboración es tradicional, normalmente son de una calidad superior a otros. Esto es muy común en Europa, donde naciones como España tienen más de 30 aceites con estos resguardos de producción.

Algunos enemigos del aceite de oliva
El producto es muy útil para diversos usos en la cocina

Buscar uno bien almacenado

Es importante dar con uno de estos insumos que haya sido cuidado antes de su venta. De haber estado expuesto al sol, elemento que puede alterar su calidad, mejor no comprarlo.

Investigar previamente

Siempre será una buena idea indagar valoraciones que pueda tener una marca. Algunos blogs o portales gastronómicos pueden ser una buena fuente para encontrar opiniones de aficionados o expertos en la materia. A su vez, se puede investigar sobre posibles premios o galardones que pueda tener un aceite de oliva en específico.

 La verdadera prueba del aceite de oliva

Aunque sea cierto que existen algunas señales para pronosticar si un aceite puede, o no, ser bueno, lo que verdaderamente dictará un juicio será probarlo. Solo saboreando el insumo en cuestión podrá descubrir si se adapta a su gusto particular. Cada uno de estos puede tener diferentes gustos o niveles variados de amargor y picor que son apreciados de distintas maneras.

También le puede interesar: Muchos aceites, varios usos en la cocina

Comments

comments