Daniel Torrealba, el chef del restaurante El Asador, nos cuenta como los olores y sabores del sofrito lo llevan a su niñez, donde con picardía y curiosidad observaba a su abuela materna preparar lo que para él son los sabores del llano.

Esta es su historia con el sofrito, la base de su cocina. 

También puede interesarte: Colores, sabores, ficciones y picante… ¡Terra Candela!

Comments

comments