La gastronomía latinoamericana es cada vez más reconocida en el mundo entero. Tan es así que desde 2013 se elabora la lista Latin America’s 50 Best Restaurants, que selecciona los mejores destinos culinarios de la región. La cocina colombiana no escapa de esta excelencia y su capital, Bogotá, cuenta con establecimientos en el prestigioso ranking.

La cocina de esta nación se caracteriza por ser una fusión de diferentes culturas. En ella se desprenden influencias de sabores europeos y africanos, además de los gustos propios. Como resultado, se obtuvo una expresión culinaria que ha logrado colarse entre las mejores de la región.

Desde la creación de la lista, Colombia figuró con cuatro restaurantes de los cuales el más destacado se ubicó en la posición diecinueve. Para la última entrega, correspondiente a 2018, se repitió la cantidad de locales, todos de Bogotá. Además, en esta ocasión, se logró la mejor posición histórica para un establecimiento de este país, alcanzando el décimo puesto. Los años más fructíferos fueron 2015 y 2016, cuando se hicieron con cinco plazas.

Inclusive, la urbe fue seleccionada como sede de la última gala, realizada el pasado 30 de octubre. La localidad fue denominada para la ocasión como “Tierra de la sabrosura”.

Estas son las mejores mesas de Bogotá en 2018 según The Latin America’s 50 Best Restaurants

23. Harry Sasson

Un nombre fijo desde la primera edición, teniendo su mejor momento en 2017 cuando alcanzó el puesto diecisiete. Es propiedad del chef homónimo, considerado como uno de los mejores de su país. El recinto ofrece una carta amplia en la que “destacan los ingredientes latinos y productos autóctonos, con preparaciones básicas; técnicas clásicas con tecnología de punta, un mayor respeto por el medio ambiente y propuestas originales”.

Es descrito como uno de los destinos obligados para cualquier amante de los buenos sabores que visite la ciudad. Además, resalta su gran carta de vinos, una de las más amplias y atractivas del país.

21. El Chato

Restaurante Bogotá
Vía: TripAdvisor

El joven chef Álvaro Clavijo ha trabajado de manera incansable y esto le ha traído frutos. En su primera incursión en la lista, este local de Bogotá se ubicó en una posición para nada despreciable.

Dada su formación en Europa y Estados Unidos se notan estas influencias en sus platos. Sin embargo, el sabor autóctono se percibe en cada preparación de Clavijo. El menú trae a la mesa lo mejor de la temporada, por lo cual está en constante dinamismo y cambio. Cuenta además con una deliciosa propuesta de postres elaborados con frutos locales.

15. Villanos en Bermudas

Restaurante Bogotá
Vía: Honest Cooking

Este es su segundo año apareciendo en The Latin America’s 50 Best Restaurants, donde quedó en el lugar cuarenta la entrega anterior. El éxito de este establecimiento es muestra de la valía de un buen trabajo en equipo. “El dúo dinámico formado por el mexicano Sergio Meza y el argentino Nicolás López está sacudiendo la oferta gastronómica de Bogotá. Esto con un atrevido menú que cambia diariamente, inspirado en sorprendentes combinaciones de ingredientes locales”, escriben los autores de la lista.

Una de las características del lugar es que solo abre de noche, debido a que los chefs pasan el día diseñando y elaborando el menú de la cena. “Se comprometen a utilizar solo los productos locales más frescos: si hay más comensales que productos disponibles, hacen diferentes versiones de los platos”, describen los críticos.

10. Leo

Restaurante Bogotá
Vía: Deléitese

La chef Leonor Espinosa puede vanagloriarse de ser la primera en Colombia en llevar su local al top ten. Espinosa, quien incluso ganó el premio a mejor cocinera en 2017, propone una cocina moderna de su país con “un toque” distintivo.

“Exhibe ingredientes colombianos poco conocidos. Esto mientras defiende las comunidades locales y las tradiciones gastronómicas”. Su menú, llamado “Ciclo-Bioma”, es un viaje a través de los diferentes ambientes del país para probar la variedad de insumos que este puede ofrecer.

Algunas especies con las que trabaja Leo Espinosa son: Mojojoy, insecto que vive en el corazón de la palma del aguaje, usado en la medicina y la cocina ancestral de los pueblos indígenas de Amazonas. Su sabor es parecido a la nuez. O el Aguaje, fruto exótico de Amazonas, de sabor agridulce. Y, entre otros, el Mambe, polvo que se obtiene después de tostar, moler y cernir las hojas de coca, mezcladas con cenizas de yarumo, este último un árbol de centro y suramérica que produce una fruta ácida y densa.

También le puede interesar:  Las 10 mejores mesas de Buenos Aires

Con información de TheLatinAmerica’s50BestRestaurants

Comments

comments