crepes, panquecas o blinis

Dios bendiga esta costumbre mundial de mezclar harina de trigo, grasas y líquidos para crear deliciosos platillos, como crepes, panquecas o blinis. En cada parte del planeta tienen un nombre distinto, pero todas son versiones de una misma base. No es casualidad que este texto arranque con un agradecimiento divino, pues el origen de esta preparación tiene relación con la religión.

Investigadores aseguran que en la Edad de Piedra, hace más de 30.000 años, las personas hacían mezclas de trigo con agua y cocinaban pequeños discos sobre piedras calientes engrasadas.

Posteriormente, durante la época de Semana Santa, la Iglesia prohibía terminantemente el consumo del algunos alimentos importantes, además de la carne, como huevos, leche y grasas. A la gente no le quedaba otra cosa que mezclar el trigo con líquidos y hacer pequeñas y delgadas tortitas que se cocinaban sobre rocas.

Con el tiempo, el clero se fue volviendo más permisivo y dejó que las personas pudieran consumir alimentos con más libertad. Por ende, otros ingredientes como la manteca y los huevos se unieron a esta preparación para darle mejor forma y sabor. Las piedras pasaron a ser planchas o sartenes y poco a poco fueron naciendo distintos tipos de panqueques o tortitas en cada región.

Unos las hacían con caldos e incluso con sangre de animales. Se servían con miel, frutas y otros alimentos, tanto dulces como salados.

Crepes

Se dice que las crepes, creadas accidentalmente en Francia, en el año 1895, son la primera versión oficial de estar tortitas, que luego se harían famosas en el resto de Europa y que serían adoptadas de distintos modos por cada país. Al parecer, fueron inventadas por un mesero llamado Henri Charpentier, que se las sirvió nada más y nada menos que al príncipe de Gales, hombre que quedó encantadísimo con el platillo y llenó de elogios y recompensas al joven camarero.

Las crepas, conocidas así en español, son el producto de una mezcla bastante líquida compuesta por harina de trigo, huevo, leche, mantequilla y sal. El último ingrediente se puede sustituir por azúcar para su versión dulce. También es común que las preparen con lo que se conoce como trigo sarraceno.

Se pueden rellenar y acompañar básicamente con lo que sea. Frutas, vegetales, carnes, salsas. Todo lo que se le ocurra queda perfectamente envuelto en estas finas capas de masa.

crepes
Crepes Suzette

Existen incluso crêperie, o creperías, que son locales de comida dedicados únicamente a servir crepes de todo tipo. La forma más conocida de consumirla en el país galo es la crêpe Suzette, precisamente del modo en que se sirvió aquella primera vez. Esta tiene un relleno de mantequilla con azúcar, jugo de mandarina o naranja y triple sec. Al final, se flamean con brandy.

Lo que hay que tener claro es que siempre que sea una versión sumamente delgada y que se vaya a rellenar o espolvorear con algo, lo más común es llamarla crepe o crepa, y no panqueca o panqueque.

Probablemente las haya visto también en restaurantes chinos. Esta variedad se llama bing y se usa para acompañar el pato laqueado o pequinés y el cerdo moo shu.

Moo Shu cerdo crepes
Cerdo moo shu con bings

En España también hay unas parecidas llamadas filloas, pero estas no suelen ir rellenas. Su ciencia es que se coman solas o, si acaso, con alguna mermelada o crema dulce. Además, suelen hacerse principalmente con caldo.

Panquecas

pancake crepes
Panquecas, pancakes o panqueques

Su nombre viene precisamente del juego de palabras pan (sartén) y cakes (pastel), por eso apareció la castellanización de panqueques, panquecas o simplemente tortitas. El origen específico es incierto, pero, según un estudio de National Geographic, romanos y griegos llegaron a comer panqueques endulzados con miel, y los isabelinos, con especias, agua de rosas, manzanas y jerez.

En el primer libro de cocina publicado en Estados Unidos, llamado American Cookery, había ya dos recetas de pancakes. Lo sorprendente es que el texto data de 1796.

A diferencia de las crepes, los panqueques, o también llamados en algunas regiones hotcakes, griddlecakes o flapjacks, son más tiernos y esponjosos que las crepes. La mezcla es mucho más espesa, por lo que al final quedan mucho más gruesos. A los ingredientes se le suma el polvo de hornear, lo que precisamente le da esponjosidad, y también en muchas ocasiones, la crema de leche o suero de leche.

pancakes crepes
Panquecas, pancakes, o panqueques

En Norteamérica suelen servirse con jarabe de arce, sirope de maple, miel y muchos frutos, sobre todo, rojos.

En el Reino Unido sí existen diferencias entre lo que conocen como pancakes y flapjacks. Los primeros son exactamente iguales a los de Norteamérica, pero los flapjacks son a base de avena. En cambio, en Estados Unidos los términos se usan indefinidamente para el mismo platillo, pero varía por región.

En los países latinos, los panqueques son muy populares, sobre todo en el desayuno. Se comen con mermeladas, frutas locales, dulce de leche y jarabes.

cachapa crepes
Cachapas, plato típico de Venezuela

Venezuela tiene su propia especie de panqueque, que se prepara a base de maíz dulce. Se llama cachapa y generalmente se sirve con quesos frescos, cochino frito y otras carnes. Al igual que el pancake, se prepara una mezcla y se cocina sobre una plancha o sartén.

Blinis

blinis crepes
Blinis con crema agria y salmón

Los rusos también tienen su forma de preparar sus tortitas, llamadas blinis. Forman parte de la cocina tradicional rusa y se pueden cocinar en sartén u horno. La particularidad de los blinis es que se comen principalmente con pescados ahumados, como salmón o trucha, crema agria y otros toppings, como caviar. Además, la tradición es comerlos bebiendo algún licor acorde con el acompañante, pero el vodka, sin duda, tiene un lugar privilegiado.

A diferencia de los panqueques o crepes, estos son discos mucho más pequeños y se ofrecen con la guarnición encima. Se debe tratar de que queden lo más finas posibles. Sin embargo, la mezcla es mucho más espesa que la de las crepes y por ello nunca tendrá el mismo grosor.

También le puede interesar: Estos restaurantes y cafés se volvieron famosos gracias al cine

 

Comments

comments