Foto: 123rf

Ramón Mampel. Secretario general de La Unió de Llauradors, organización integrada en Unión de Uniones

Los últimos datos facilitados por la Comisión Europea revelan un fuerte crecimiento del valor económico de las importaciones de cítricos de terceros países hacia la Unión Europea y de un año para otro la facturación ha subido cerca de un 21%. Dentro de esos datos también se puede comprobar que las importaciones de productos agroalimentarios procedentes de Sudáfrica aumentaron durante ese mismo periodo un 3,8%, en buena parte por el incremento de los cítricos.

Sudáfrica exporta a la Unión Europea una cifra que varía según las campañas, pero que oscila entre 430.000 a 650.000 toneladas anuales. Cabe recordar que ese país va a firmar un acuerdo comercial muy ventajoso para sus intereses con la UE, por el cual amplía su periodo de importación hasta el 30 de noviembre con una progresiva disminución anual de los precios de entrada hasta su total desaparición en 2025.

La ampliación de este período de importación supone la posibilidad de entrada de altos volúmenes de cítricos en los últimos días de esas nuevas fechas, de forma que provoquen la presencia de naranjas sudafricanas en los mercados hasta más allá de Navidad, con clara afección directa a las producciones europeas. La posibilidad de entrada de naranjas procedentes de Sudáfrica durante un mes y medio más es una herramienta evidente de presión de los precios a la baja en origen en manos de los intermediarios.

Foto: 123rf
Foto: 123rf

Aparte de la cuestión económica está la de los riesgos fitosanitarios que puede originar

Pues está presente allí la temida plaga de la “mancha negra” de los cítricos causada por un hongo que la convierte en la principal enfermedad fúngica de los agrios a nivel mundial. Durante 2015 se detectaron en la Unión Europea 45 envíos de cítricos procedentes de Sudáfrica con presencia de agentes nocivos. Sudáfrica rehúye que sus envíos a la Unión Europea entren por puertos españoles, y busca otros europeos (Reino Unido, Holanda o Portugal) donde los controles sean mucho más laxos y la presión inspectora menor. De enero de 2015 a agosto de 2016 sólo 120 toneladas de cítricos sudafricanos de un total de 1,1 millones llegaron por puertos españoles al mercado comunitario.

En este sentido hemos planteado cambios en el acuerdo con Sudáfrica para salvaguardar el cultivo en el ámbito de la Unión Europea y entre ellos destaca que haya uno o dos puertos españoles de entrada para los cítricos sudafricanos que llegan a Europa por su proximidad a los puntos de reexportación a los mercados comunitarios. También demandamos el establecimiento de cupos de importación “regresivos” en los cuales las mayores cantidades de importación se establezcan los meses de junio a septiembre y a partir de octubre vayan descendiendo progresivamente los volúmenes de cítricos importados a niveles que no perturben el mercado comunitario cuando entren en comercialización las variedades europeas.

Foto: 123rf
Foto: 123rf

Lo más triste de todo es que hasta los nuestros nos han engañado y por toda la escuadra nos han colado un gol.

Algunos de los eurodiputados españoles, afortunadamente no los de la Comunitat Valenciana, con su voto a favor (del PP e independientes ex UPyD) o la abstención (PSOE) bendijeron el pasado 14 de septiembre en el Parlamento Europeo un acuerdo comercial de la Unión Europea con Sudáfrica muy lesivo para los citricultores españoles. Con su pasividad o inacción en su voto han permitido ampliar el periodo de importación de cítricos sudafricanos a la Unión Europea y mayores concesiones. Más facilidades ya, imposible.

No entiendo estar dentro de una Unión Europa que legisla en contra de los intereses de sus ciudadanos y a favor de las grandes empresas que importan y exportan de allá y aquí. No entiendo estar en una Unión Europea en la que nos incorporamos con una preferencia comunitaria de las producciones y ahora parece haber una preferencia foránea.

Sin embargo, la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados ha aprobado posteriormente por unanimidad de todos los grupos parlamentarios una proposición no de ley en la que se insta al Gobierno a que no ratifique el Acuerdo de Asociación Económica entre la UE y la Asociación de Estados de África del Sur. Ver para creer. La gran mayoría de esos partidos políticos que habían votado a favor del acuerdo o se abstuvieron en su día en Bruselas, ahora en Madrid cambian de opinión. ¿Les colaron un gol a los eurodiputados? ¿Fueron conscientes de lo que votaban? Me gustaría que lo aclararan.

En estos momentos hay que señalar que todo está ya muy avanzado.

El acuerdo está pendiente de ratificación de los veintiocho Estados miembros y de los países africanos. ¿Qué hará el Gobierno Español? ¿Ratificará y actuará en contra de sus agricultores? Si un Parlamento regional como el de Valonia en Bélgica ha estado a punto de poner en jaque el acuerdo del CETA entre la UE y Canadá, ¿por qué nuestro Gobierno no puede hacer lo mismo u obtener contrapartidas en forma de compensaciones?

Por si fuera poco, y ya casi como una anécdota, la principal cadena de distribución española ha querido aclarar que desde octubre hasta agosto todas las variedades de naranjas que vende son de origen español y en el resto del año cuando no es temporada en España son de origen argentino. ¿Nos quieren colar otro gol? ¿Tienen miedo a decir la palabra Sudáfrica? Si quieren les muestro fotografías de sus supermercados de hace unos días con naranjas sudafricanas.

Vía qcomes.com

Comments

comments