cavas

Para aquellos conocedores del arte de libar y que han hecho del vino una parte de su vida cotidiana. Los que encuentran en cada sorbo y en cada copa un universo de posibilidades y esparcimiento que, si se quiere, puede disfrutarse desde la comodidad del hogar. Esto no trata de bodegas elaboradas ni de catas tradicionales, sino de una cava similar a la de un buen restaurante, diseñada de modo personalizado para uso individual.

Cavas de diseño con sello venezolano

Sol Cifuentes—arquitecto venezolana con más de una década de experiencia en la creación de cavas de conservación– es la artífice detrás del diseño de estas cavas. Apelando a materiales de primera calidad y tecnología de punta, Cifuentes mezcla armoniosamente la madera y el acero inoxidable para una idónea subsistencia del licor y que además adorne tanto a barras en  restaurantes y bares, como a los hogares de eruditos y entusiastas de la enología, pero sin quitarle protagonismo al vino.

Maderas de caoba, pino o chapilla de nogal se conjuga con el acero inoxidable a fin de crear un espacio idóneo para la conservación del caldo. Cifuentes le da a cada espacio un tratamiento especial; estudia la humedad del lugar y la capacidad física para la cava. Esta se mantiene isotérmicamente aislada y la temperatura y humedad son controladas por sistemas de refrigeración especializados. Luego, estos sistemas son tratados estéticamente para todo converja en un silo que rinda homenaje al vino.

Comments

comments