mesa de quesos y embutidos
Foto 123rf.com
Al momento de tener invitados o celebrar una fiesta, nada más práctico y que guste a la mayoría que una mesa de quesos y embutidos. Armarla no es tan complicado si se siguen algunos consejos que ameritan un poco de tiempo y conocimiento.

Atención con los productos

Venta de quesos y embutidos
Foto vía 123rf.com
  • Lo primero a considerar es que todo debe ser de buena calidad y fresco.
  • En cuanto a la elección, aunque siempre predomina el gusto de cada quien, hay algunos productos que deberían incluirse en cualquier ocasión.
  • Es muy importante sacar los quesos de la nevera por lo menos una hora antes de servirlos, para que se puedan apreciar mejor sus sabores. Pero el tiempo no debe ser mayor de tres horas, para evitar que se sequen, suden y mezclen los aromas.
  • En cuanto a la variedad, es recomendable ofrecer, en promedio, seis tipos diferentes tanto de quesos como de embutidos.
  • La cantidad aconsejada es de 100 gramos de quesos y 100 de embutidos por persona.
  • Para los quesos, lo ideal es colocarlos en tablas de madera. De no contar con estas, las bandejas de cerámica o porcelana son una buena opción. Los embutidos van en bandejas.
  • Quesos y embutidos pueden estar en la misma mesa, pero en dos áreas distintas y sin tocarse.
  • Cada queso debe tener su cuchillo para que los sabores no se mezclen.

La difícil elección

Quesos y embutidos
Foto vía 123rf.com
  • Los quesos pueden elegirse de acuerdo a sus características, pero lo adecuado es que haya de vaca y de cabra, blandos y duros, con y sin hongos. Por ejemplo:
    • Envejecidos: manchego, gruyere, gouda envejecido y suizos.
    • Blandos: brie, camembert, munster, mozzarella y feta.
    • Quesos duros: parmesano, pecorino, manchego y provolone.
    • Quesos azules: gorgonzola, roquefort y cabrales.
  • Al ubicarlos en la mesa, influye el olor, la textura y el sabor. Una buena distribución es ir de los más suaves a los más fuertes.
  • Deben cortarse en rectángulos o triángulos, dependiendo del tipo. Algunos cortes:
    • Los tipo mozzarella en bastones de mediano grosor.
    • Los circulares, en forma triangular.
    • Cuando son cilíndricos, en dados.
  • Los embutidos se deben cortar en rebanadas finas y distribuirlos de forma simétrica. Un pequeño abanico podría ser:
    • Jamón ibérico o lomo embuchado, enteros.
    • Los denominados blancos, sin pimentón, como salchichón, chorizo ibérico sin pimentón y fuet.
    • Embutido rojo; chorizo o similares.

Acompañantes

Variedad de panes
Foto vía 123rf.com
  • Por supuesto que encabeza la lista el pan en diversas variedades, tostado o sin tostar, pero es preferible que sean los de sabor neutro para no opacar el gusto de los quesos y embutidos. Aunque si la mesa incluye quesos suaves, los saborizados son buenos acompañantes.
  • Otros integrantes de la mesa son grisinis y galletas de todo tipo, sencillas o condimentadas.
  • Además, Las frutas frescas, como uvas y melón son bienvenidas. También lo son algunas procesadas como las aceitunas.
  • Se pueden agregar frutos secos como almendras, nueces, avellanas y pistachos.

Decorado

Embutidos y quesos
Foto 123rf.com

Llegó la hora de decorar la mesa y aquí la imaginación es libre. Varios elementos que dan frescor y la hacen lucir elegante son botellas de vino sin abrir, flores, hojas de plantas como la albahaca y ramitas de romero y servilletas de tela bordadas.

También le puede interesar: Variados sabores con aroma italiano: el antipasto

Comments

comments