Modales curiosos

¿Hay modales curiosos en los países de cultura similar? La mayoría de países occidentales compartimos modales en la mesa. Eso sí, en algunos casos hay algunos matices diferenciados. Donde sí encontramos más diferencias entre usos y costumbres en torno a una mesa es en los países orientales. En Occidente compartimos diversas costumbres. Una habitual es llevar un regalo al anfitrión como una botella de vino, unos bombones, unas flores o unas velas aromáticas. Son regalos siempre bienvenidos que son muestra de buena educación. También es objeto de consenso el no apoyar los codos en la mesa, no cortar el pan con un cuchillo, no coger vasos con las dos manos y un largo etcétera de normas aceptadas. Aun así, sin llegar a ser modales curiosos, hay algunas pequeñas diferencias entre culturas similares que vale pena reseñar.

¿Qué es del todo incorrecto hacer en España, Francia, Reino Unido, Estados Unidos y Chile?

Los españoles valoran mucho la mesa y consideran una falta de cortesía el marcharse corriendo una vez acabada la comida. La sobremesa es importante, aunque se trate de una conversación banal de unos pocos minutos. Por el contrario, en Estados Unidos no es costumbre dejar que el almuerzo se alargue demasiado. En USA sigan el ejemplo del anfitrión para no resultar molesto en este sentido.

Los franceses quieren que ambas manos estén a la vista durante la comida, y en Reino Unido la mano que no se esté usando, descansa sobre el regazo. Si bien en casi todas las culturas occidentales la servilleta se pone sobre el regazo al sentarse a la mesa, en Alemania no se busca esa posición hasta que la comida esté servida.

En Chile tienen fobia a comer con las manos. Allí todo es susceptible de coger con tenedor. En Reino Unido no se nos puede ni ocurrir coger un espárrago con la mano. ¡Un auténtico sacrilegio! Y no olvidemos que, en España, si se intenta pelar una gamba con cuchillo y tenedor, ¡le miran a uno como si fuera extraterrestre!

El top 5 de los modales curiosos

Modales curiosos

  1. En las culturas esquimales, como colofón de una comida, las flatulencias son bienvenidas dando a entender que el ágape fue satisfactorio.
  2. Hay países en los que gusta mucho el teatro. Es el caso de China donde, como muestra de buena educación, hay que rechazar casi todo para… acabar comiéndolo. Eso sí, hay que dejar un último bocado en el plato como señal de que se ha comido mucho y muy bien. Esta premisa no vale en el arroz: en este caso, se puede comer hasta el último grano. Otro dato curioso es que no está mal visto eructar (es señal de que la comida ha sido satisfactoria), ni dejar la mesa desordenada y salpicada de sobras.
  3. En Occidente tenemos una imagen muy ceremoniosa de las costumbres japonesas y si hay algo que nos choca en el País del Sol Naciente es ver cómo comen fideos y sopa: los fideos se sorben y la sopa se bebe directamente del bol. ¡Un festival ruidoso!
  4. Si es usted un maniático de la puntualidad, por favor, modere sus impulsos en Tanzania. En este país africano se considera de muy mala educación llegar a la hora en punto: lo aconsejable es retrasarse 15-30 minutos para que los anfitriones valoren sus buenos modales.
  5. En Etiopía también se come únicamente con la mano derecha (es habitual en países árabes ya que se considera que la izquierda solo se usa para los hábitos higiénicos) y se comparte un único plato para todos los comensales.

Los cinco modales curiosos restantes

Modales curiosos

  1. En Tailandia se usan tenedor y cuchara. ¡Ojo!, no intente llevarse el tenedor a la boca. El tenedor solo sirve para empujar el alimento hacia la cuchara. Solo la cuchara sirve para tomar los alimentos.
  2. Corea no admite que los vasos y los platos que se alcanzan a un comensal se cojan con una mano. En Corea hay que usar las dos.
  3. En la India es muy habitual comer con la mano. Eso sí, solo con la derecha. Comer con la mano izquierda está del todo mal visto. ¡Mal país para ser zurdo!
  4.  Afganistán considera que el invitado debe empezar a comer primero. Otra costumbre extraña es con el pan. Si se cae al suelo, hay que recogerlo, besarlo, y volver a ponerlo en la mesa.
  5. En Kazajistán juegan con las cantidades. En lo que a té se refiere, si los anfitriones llenan la taza a los invitados significa que quiere que se vayan. Por el contrario, si la velada resulta agradable, la servirán por la mitad.

Un consejo final

En cualquier caso, la mejor de las recomendaciones a la hora de viajar, relacionarnos con otras culturas y afrontar modales curiosos, es procurar observar al resto de los comensales. ¡Déjese llevar por lo que ellos mismos hacen!

También puede interesarte: Alimentos mexicanos que te parecerán extraños

Comments

comments