Vinos y quesos

La mesa de quesos puede ser el elemento perfecto que destaque en un salón para romper el hielo entre los invitados a cualquier reunión o evento. Esto, sin dejar de lado el gusto que en sí mismo significa disfrutar de todas las texturas y sabores que pueden brindar los buenos quesos.

Para que sean aún mejores, deben acompañarse con el vino idóneo según la elección realizada. A continuación algunas sugerencias para armonizar varios de los quesos favoritos con el fin de disfrutar una buena mesa:

1. Brie: Su delicadeza lo hace amigo de vinos que le respeten. Un champagne es una pareja ideal para este untuoso queso, pero los amantes del tinto pueden servir un merlot joven.

2. Camembert: Suave sólo en textura, este queso madurado y de sabor intenso puede seguirle el paso a un cabernet sauvignon para una combinación de impacto.

3. Cheddar: Dependiendo de si es natural o condimentado, puede armonizarse con un voluptuoso chardonnay, o con un Rioja.

4. Azul: Potente y salado, armoniza con un vino poderoso y dulce, por ello elegimos un Madeira o un Porto Tawny para acompañarlo.

5. De cabra: Su suavidad es matizada por el sabor particular que le otorga la leche de cabra. Sírvelo junto a un gewürztraminer y nota como ambos resaltan en el paladar.

6. Emmenthal: Es un queso duro que se funde deliciosamente, su sabor es de intensidad moderada, por ello un Beaujolais o un shiraz joven pueden ser sus pares.

7. Feta: Esta delicia griega puede ser aun mejor junto a un pinot gris, aunque los amantes del tinto lo disfrutarán más con pinot noir o zifandel.

8. Gorgonzola: Graso y dulzón, será un placer inesperado si se acompaña de una exquisita copa de sauternes.

9. Gouda: De origen holandés y popular en todo el mundo, puede bailar con un riesling o un pinot grigio. ¿Fan del tinto? Pruébalo con Beaujolais.

10. Gruyere: La estrella del fondue se exhibirá en todo su potencial junto a un sauvignon blanc que matice su textura y resalte su sabor.

11. Manchego: Sinónimo de tapeo entre amigos, sírvelo con un paisano; Rioja o Ribera del Duero son las D.O.C. ideales.

12. Mozzarella: Degústalo con una copa de chianti joven u otros vinos toscanos y no podrás decir otra cosa sino ¡Mamma mía!, ya sea solo o si viene en una pizza.

13. Parmesano: Italia y América siempre han tenido fuertes lazos; en el caso de este queso y un chardonmay chileno o californiano, la amistad es indudable.

14. Provolone: Un chianti riserva o un barolo de potentes taninos le hacen equipo a este italiano maduro, delicioso y versátil.

15. Stilton: El rey de los quesos ingleses es un azul muy particular; excelente con un Oporto, pero si piensas outside the box, un Rioja reserva te sorprenderá para bien.

También puede interesarte: La armonía perfecta entre vinos y embutidos

Comments

comments