El vino de Oporto es uno de los vinos más clásicos de Europa. Es un vino generoso, ya que se le adiciona una proporción de alcohol vínico en su preparación. En el caso del Oporto, la adición tiene lugar antes de que el vino haya completado su fermentación. Esto resulta en la conservación del dulzor natural de la uva.

La belleza de un buen vino de Oporto

Uno de los aspectos fascinantes del Oporto es la gran variedad de formas en la que es producido. Cada una tiene un sabor especifico. Desde los sabores a frutos silvestres de un Reserva o de un Late Bottled Vintage hasta los sabores complejos de un Tawny envejecido en madera. Más que cualquier otro vino, el Oporto tiene una gran cantidad de oportunidades para armonizar con comidas.

Este vino suele servirse con queso al final de las comidas. En otras palabras, suele ser un vino de postre o digestivo. Sin embargo, algunos estilos como el Oporto blanco, también se beben como aperitivo. A muchos chefs les gusta armonizarlo con sus platos principales también. Es excelente al tomarlo con chocolate.

Dónde lo hacen

Este vino es producido en la zona del valle del Douro, ubicada al noreste de Portugal. Es un área vitivinícola muy antigua y espectacular. Se hace vino en esta zona desde hace más de 2000 años. En 1756 las viñas del Douro se convirtieron en la primera área vitivinícola del mundo legalmente demarcada. El sabor distintivo del Oporto se debe a una asociación única de clima, suelo y variedad de la uva.

Las uvas, principalmente de variedades autóctonas, como la Touriga Nacional, la Touriga Franca o la Tinta Barroca, son cultivadas en las escarpadas y rocosas laderas que bordean el río Douro y sus afluentes. Muchas de las viñas más antiguas, clasificadas hoy como Patrimonio Mundial, están plantadas en estrechas terrazas soportadas por cientos de muros de piedra seca construidos a mano.

Las primeras remesas de vino con el nombre “vino de Oporto” fueron registradas en 1678. A pesar de ser producido en el interior de Portugal, en el Alto Douro, el vino toma su nombre de la ciudad de Oporto, localizada en la costa del Atlántico, y desde donde ha sido tradicionalmente exportado. Hasta bien entrado el siglo XX, el vino era transportado río abajo, desde las viñas y a lo largo del río Douro, en barcos especiales llamados “barcos rabelos”. Después, el vino era descargado en las bodegas de guarda o “caves” de las casas de vino de Oporto, localizadas en las estrechas calles de Vila Nova de Gaia, frente al centro histórico de la ciudad de Oporto. En estas “caves” el vino era envejecido, mezclado, embotellado y finalmente despachado.

Muchos de los productores más antiguos y conocidos, como Taylor’s o Croft, son de origen inglés o escocés, ya que, a lo largo de gran parte de la historia del vino de Oporto, Gran Bretaña fue, con mucho, su principal mercado. Hoy, el vino de Oporto es disfrutado en todo el mundo

Comments

comments