vinos fortificados

Los vinos fortificados o generosos, son vinos fermentados en procesos de estricta vigilancia, como la cuidadosa selección de las uvas, las variaciones de pH, levaduras, densidad del líquido y cantidades de oxigeno presentes durante el proceso. Su grado de alcohol está entre los 15 y 23º. Este tipo de vinos pueden ser dulces o secos y su crianza es específicamente en barriles de roble blanco. Esta vez te contamos todo lo que necesitas saber acerca de estos vinos.

Vinos fortificados, lo mejor de lo mejor

Los vinos fortificados son reconocidos por ser de una parte específica de España, llamada Jerez. Estos vinos son mundialmente reconocidos y surgieron en el siglo XVI. Pero además de este tipo de vinos, existen ejemplares generosos, con una calidad excepcional en cuanto al sabor y el aroma, provenientes de Portugal (Oporto); de Italia, el Marsala; de Francia, el Banyuls, y de otra parte de España, el Montilla-Moriles.

Estos vinos están hechos para servirse generalmente con postres de chocolate y tartas a base de frutas, además son una muy buena combinación con frutos secos y se sirven en copas pequeñas.

Tipos de vino fortificado de Jerez

  • Los finos: Son los vinos que se encuentran en la parte más fría de la bodega y su proceso de crianza dura aproximadamente tres años. Su grado alcohólico es de 15 a 16º.
  • Los amontillados: Este tipo de vinos fortificados sufre un cambio anormal durante su proceso de fermentación y hay un cambio en su color. Su proceso de crianza dura tres años y luego se somete a un segundo proceso.
  • Los olorosos: Se sitúan en las zonas más calurosas de las bodegas, el grado alcohólico de este tipo de vino está entre 18 y 20º debido al tipo de oxidación al que es sometido.
  • Jerez dulce: La cantidad de azúcar en este tipo de vino es mucho mayor debido al tipo de deshidratación utilizada en las uvas. Después de este proceso se realiza la fermentación.

Una de las mayores ventajas de los vinos fortificados es que sus características de concentración y aroma quedan intactas a pesar de estar expuestos al aire o al sol. Pueden durar varios meses sin perder sus propiedades. La técnica más común de fermentación en todos estos vinos en agregar brandy concentrado durante su crianza, esto es lo que hace que se conviertan en mejores vinos fortificados y sus grado se alcohol se mantenga mucho mas estable.

Comments

comments