rosé

Pocas veces tenemos al rosé en el tope de nuestras alternativas a descorchar; sin embargo, hay un lugar y momento para todos, y a continuación, se sugieren 10 ocasiones para tomar vino rosé.

  1. Si ella pide pescado y él carne (o viceversa) y desean compartir el mismo vino; la mejor opción es el rosé.
  2. Cuando un vino tinto parezca demasiado pesado y un blanco demasiado ligero.
  3. Con sándwiches, omelettes o hamburguesas de pollo.
  4. Durante un picnic en la playa o parque, en especial si el día es caluroso.
  5. Para sacar a algún amigo o familiar del hábito de los refrescos de cola.
  6. Con el brunch de fin de semana.
  7. Durante una noche de chicas, una cena romántica, el Día de la Madre y otras ocasiones en las que un toque femenino quede bien.
  8. Con jamón frío o caliente y otros platos de cerdo.
  9. Con hielo y frutas picadas, como una sangría pero más clara.
  10. Para dar un toque “retro” a una reunión. El vino rosado estuvo muy de moda en los años sesenta y setenta, y queda bien para un brindis vintage.

Tres sugerencias de rosé que se consiguen en Venezuela:

Lancers Rosado (Portugal).

Luis Alegre Rosado (España).

Rosé D’Anjou (Francia).

Comments

comments