Un buen vino se puede determinar por una infinidad de características pero las más importantes son el color, el olor y el sabor.

Es el problema de escoger un vino en el mercado, no podemos descorcharlo, probarlo y si no nos gusta dejarlo.

La etiqueta es tu amiga

En este caso la etiqueta de la botella te será de mucha ayuda para develar detalles útiles que definirán si es o no un buen vino. Esta nos dirá el tipo de uva que se utilizó para hacerlo.

Los vinos blancos se obtienen de uvas como la Chenin Blanc, Sauvignon Blanc, Torrontés, Chardonnay o Semillón. De los vinos tintos tienes que saber que salen de uvas rojas como la Pinot Noir, Malbec, Syrah, Merlot, Cabernet Sauvignon.

buen vino

Cada una de estas uvas crea un vino más seco o más dulce, por eso saber las características de cada uva nos ayudará a encontrar el sabor que buscamos.

También tendremos el año de la cosecha del vino. Si prefieres un vino fresco con un pequeño toque ácido compra un vino de cosecha joven. Si quieres un vino con mucho más fuerza y aroma entonces debes escoger uno más maduro.

En algunas ocaciones, las etiquetas recomiendan el tipo de comida con los que puede servirse. Lo ideal es tener en mente la comida con la que queremos servir dicho vino.

Ya sea para dar una buena impresión en una cena o sólo compartir con amigos, la practica hace al maestro. Prueba sin miedo, varia y escoge el mejor, al final cada paladar es distinto.

 

Comments

comments