Vino Brisado / Orange Wine
Se elabora con uvas blancas pero de manera similar a un tinto, obteniendo su particular coloración

Siempre es buen momento para aprender más del sector vinícola, lleno de curiosidades por descubrir. El llamado vino brisado es una de ellas. Conocido por su llamativo color naranja, es una variedad de la bebida que no todos conocen.

En esencia, se trata de vinos blancos que son preparados como si se tratara de tintos. Es decir, son elaborados utilizando todos los elementos de la “brisa”, otra manera de denominar al orujo o piel de la uva.

Tradicionalmente, para los blancos la uva se prensa y se desechan componentes como la piel y las semillas para la fermentación del mosto. Esto no ocurre con el vino brisado, donde se fermentan con estos. El resultado es una bebida que puede tener un tono entre dorado, cobrizo y naranja.

Tipos de vinos más sanos

Hoy día su producción es muy popular en regiones españolas como Cataluña, donde se le conoce como “vi brisat” y algunos están amparados por la Denominación de Origen Terra Alta, pero se sabe que se hacen desde hace siglos. Algunos registros históricos indican que hace 6.000 años ya se preparaban en Georgia. También pueden encontrarse en países como Francia, Italia o Nueva Zelanda, donde comercialmente se les llaman Orange Wines.

Organolépticamente son muy distintos a un blanco. Se caracterizan por su acidez alta, oxidación marcada, la astringencia presente y aromas verdes. Aunque son calificados de rudos, muchos consideran que son excelentes para armar buenos maridajes.

En España se ha visto un renacer de estos vinos, específicamente en la mencionada DO, proveniente de la provincia catalana de Tarragona. Cada vez son más los productores que apuestan por él, aunque sea una variedad poco conocida.

Para algunos expertos, el vino brisado es la conexión ideal para aquellos amantes de los tintos que poco se relacionan con los blancos. Al ser una combinación entre ambas variedades, puede ser una forma de acercarse a las dos.

Para evitar confusiones

El vino brisado puede llegar a confundirse con el vino naranja del Condado de Huelva, al suroeste de España. Se trata de vinos blancos que son macerados y aromatizados con cáscara de naranja, para luego ser envejecidos en un sistema de soleras por al menos dos años.

También le puede interesar: Degustar el vino paso a paso: el descorche.

Comments

comments