Comida hindú y armonías vinos

Con sabores fuertes y cargada de especias, la comida hindú plantea un desafío a la hora de su maridaje con vinos. Platos con salsas, sabores picantes y amargos son acompañados, generalmente, con cervezas, pero el fruto de la uva ha comenzado a ocupar su lugar. Cada vez más restaurantes especializados en la gastronomía de India presentan su sofisticada carta de vinos.

Estos últimos suelen acompañar sabores afrutados, salados, dulces y amargos, pero en la cocina hindú se consiguen interesantes mezclas que hacen difícil la labor de armonizarlos.

Afortunadamente, muchos platos se sirven con chutneys y otras salsas, que agregan el ácido y la dulzura; las especias, que proporcionan taninos; y la raita, que es refrescante. Esto es una gran ayuda al momento de buscar el vino adecuado.

Comida hindú y sus maridajes

Para la comida hindú, los vinos moderadamente dulces son muy buenos. Así como los que tienen mucha acidez y una cantidad discreta de azúcar residual. A la inversa, los vinos con alto contenido de alcohol o taninos no son recomendables.

Vinos blancos

Entre los blancos se deben elegir los jóvenes y de sabores que mantengan un equilibrio entre la fruta y la acidez. Entre estos se encuentran los rieslings secos, los grüner veltliners o los pinot gris. Todos ellos suelen ir bien con cualquier curry de cordero servido con una salsa picante. O también con platos de curry a base de vegetales, pescado o pollo.

Sin embargo, hay quienes opinan que el pinot gris es el único vino que debe acompañar la mayoría de los platos de India.

Vinos tintos

Lentejas

Se deben buscar los de variedades especiadas, intensas y de notas balsámicas, como los syrah, garnacha, malbec, sangiovese, pinot noir y cabernet, entre otros. Pero sobre todo los que no son afrutados o robles. Las notas de estas uvas funcionan con curry, comino, cilantro, hinojo, nuez moscada y cardamomo. También con platos picantes y los elaborados a base de lentejas, garbanzos o papas.

Vinos rosados y espumosos

Comida hindú

Para comidas cremosas y salsas pesadas, nada mejor que el champán. Su ligera acidez da un toque muy particular a esos platos y enfatiza su sabor.

Cualquier espumoso o rosado combina bien con la comida picante, porque refresca el paladar y disminuye la sensación de calor.

También te puede interesar: Jaka, una fruta con muchos beneficios

Por Paola Badaracco

Comments

comments